Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La oposición venezolana desafía la prohibición de realizar manifestaciones

Maduro anunció que rige la veda de actos políticos durante el proceso electoral mientras la dirigencia opositora, que desconoce la votación, llamó al boicot

La oposición venezolana desafía la prohibición de realizar manifestaciones

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció formalmente que no permitirá las manifestaciones programadas por la oposición en contra de la realización de la elección de constituyentes del próximo domingo. "Quedan prohibidas las reuniones y manifestaciones públicas en todo el país desde las 12 am del 28 de julio", informó el ministro de Interior, el mayor general Néstor Reverol, que amenazó con penas de 5 a 10 años de cárcel para quienes perturben el proceso electoral.

Sin embargo, los dirigentes de la Mesa de Unidad Democrática, MUD, retaron al gobierno con la convocatoria a una gran marcha contra la Asamblea Constituyente, en abierto desafío a Maduro.

La convocatoria en un ultimátum para que suspenda la elección, luego de haber cumplido el segundo día de una huelga cívica que dejó como saldo cinco muertos -tres el miércoles y dos el jueves-, lo que elevó a 108 los fallecidos en las protestas que iniciaron hace cuatro meses.

La MUD advirtió también que si el gobierno no da marcha atrás boicotearán la votación para elegir a los 545 asambleístas que reformarán la Carta Magna.

Buscando calmar las aguas, el mandatario planteó a la oposición iniciar un diálogo antes de las votaciones, en un discurso en el que sin embargo ratificó que su proyecto no tiene marcha atrás.

"La dictadura dice que está prohibido manifestar. Alguien que les explique qué es rebelión y desobediencia", dijo el diputado opositor José Antonio Mendoza.

El gobierno venezolano también no pasó por alto las sanciones que EE.UU. anunció contra buena parte de los funcionarios bolivarianos por "minar la democracia" y por su "responsabilidad" en actos de violencia o corrupción, y advirtió que quienes "se sumen" a la Constituyente estarán expuestos a otras sanciones.

"Su majestad el emperador Donald Trump dio la orden de que suspendamos la Constituyente y le digo al emperador Donald Trump que el pueblo manda en Venezuela", expresó Maduro. El ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, también rechazó esas sanciones y prometió que las votaciones serán garantizadas por las Fuerzas Armadas, clave en el sostén del gobierno y a la que Maduro dio enorme poder político y económico.

Según analistas, el gobierno busca evitar una alta abstención, tras los 7,6 millones de votos que la MUD dice que obtuvo en el plebiscito del 16 de julio.