Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La oposición hizo su "toma de Venezuela" y aumenta la presión contra Maduro

Los líderes del Movimiento de Unidad Democrática llamaron a una huelga general y una nueva marcha la próxima semana para reclamar el referendo revocatorio

Cientos de miles de personas protestaron contra el gobierno de Maduro en toda Venezuela

Cientos de miles de personas protestaron contra el gobierno de Maduro en toda Venezuela

Cientos de miles de manifestantes llenaron avenidas, plazas y parques en toda Venezuela en una marcha convocada para protestar contra la decisión judicial de impedir la realización del referéndum revocatorio contra el presidente Maduro y para lograr el cambio de Gobierno en medio de una grave crisis política y social.

Con camisetas blancas, gorras y banderas de Venezuela se congregaron en las principales ciudades acusando al líder socialista de ser el responsable de la "desastrosa situación institucional y económica del país".

La convocatoria fue realizada por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que consideró la suspensión de la consulta como una violación a la Constitución y dijo que batallará en tres frentes para restituir el orden democrático: en el Parlamento, en las calles con masivas manifestaciones y solicitando presión internacional.

Además, anunció que llamaba a una huelga general de doce horas para el próximo viernes y a una marcha hacia la sede del gobierno el 3 de noviembre.

El ex candidato presidencial Henrique Capriles aseguró que la MUD no acudirá a la reunión que se propuso desde el Vaticano para el próximo domingo, en lo que buscaba ser inicio de un diálogo. Sin embargo, hay disidencias en la oposición sobre la conveniencia o no de aceptar la propuesta promovida por la Unasur y bendecida por el papa Francisco.

Maduro, ante otra multitud congregada frente al palacio de Gobierno, acusó a los opositores de estar "borrachos y desesperados" y señaló que "han recibido la instrucción del norte de acabar con la revolución bolivariana como sea. Obama se va y quiere destruir a Venezuela antes de irse", dijo.
El presidente de la Asamblea Nacional y uno de los líderes opositores, Henry Ramos Allup, anunció que Maduro será acusado de abandonar el cargo y será "notificado" en la manifestación hacia el palacio presidencial de Miraflores.

En Caracas la movilización transcurrió sin incidentes, pero en ciudades de algunos estados se registraron escaramuzas y hubo detenidos y heridos.