Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La oposición brasileña ya piensa en la transición y en una reforma política

El lider opositor, Aécio Neves, pidió que el futuro gobierno de Michel Temer sea apartidario y que llame a referéndum para adoptar el sistema parlamentarista

Aécio Neves reclamó que el gobierno de transición sea "apartidario"

Aécio Neves reclamó que el gobierno de transición sea

El líder de la oposición en Brasil, el ex candidato del partido de centro derecha PSDB, Aécio Neves, propuso la celebración de un referéndum a partir de 2018 para que los brasileños se pronuncien acerca de un cambio de régimen en el país, del presidencial al parlamentario.

"Una vez aprobada en el congreso una enmienda parlamentaria, habrá que someterla a un referéndum para que la población apruebe o no lo que fue acordado en el Congreso nacional", dijo.
"Superado el actual ’impasse’ y si sucede la retirada de la presidenta, nosotros vamos a aprobar un conjunto de reformas los próximos año y medio o dos años, que pasa principalmente por la restricción del número de partidos políticos" para evitar la fragmentación parlamentaria, abogó.

Neves también defendió la formación de un Gobierno de transición liderado por Michel Temer y de carácter no partidista como mejor salida a la hipotética caída de Dilma Rousseff como presidenta. "No tenemos interés en participar formalmente en un Gobierno que no sea elegido por voto popular", aseguró Neves, quien reveló que ya mantiene reuniones con miembros de su partido para elaborar una "agenda con cinco o seis puntos esenciales para la transición".

Por su parte, el ex presidente Fernando Henrique Cardoso volvió a sostener la necesidad del "impeachment" porque "no queda otro camino". Y sostuvo que "esto no tienen nada de golpe"

La presidenta Dilma Rousseff tuvo, entre tanto, algunas buenas noticias. Seis ministros del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) decidieron continuar momentáneamente en sus cargos, contra la decisión de su partido de romper con la presidenta y de exigir la renuncia de todos sus miembros que participan en el gobierno federal.

Los seis ministros del PMDB acordaron actuar juntos y anunciaron que ninguno dejará el Gobierno por decisión individual. Mientras tanto, en las calles, se realizaron numerosas manifestaciones en todo Brasil de apoyo al gobierno.

El ex presidente Lula da Silva grabó un mensaje dirigido a los manifestantes y los animó a enfrentar a "quienes quieren atropellar la democracia"

Al caer la tarde, decenas de miles de personas participaban en las manifestaciones, que eran más numerosas en San Pablo, la ciudad más poblada del país y cuya principal avenida, la Paulista, es considerada como un termómetro del ánimo de las calles del país.

En su mensaje, difundido a través de internet y emitido en varios de los actos, Lula sostiene que quienes toman hoy las calles son aquellos que "creen en la democracia de cuerpo y alma" y protestan en "defensa del Estado de Derecho, la Constitución y las conquistas sociales".