Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La muerte generó reacciones dispares

El presidente ruso Vladimir Putin saludó al fallecido Fidel Castro como "el símbolo de una era" y el de China Xi Jinping dijo que el "Camarada Castro vivirá siempre". En América Latina, líderes izquierdistas lo recordaron con afecto. Castro fue "siempre una voz de lucha y esperanza", dijo el ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que le prodigó elogios al igual que el presidente venezolano, Nicolás Maduro. Pero en Miami, donde residen muchos cubanos anticastristas, explotó la euforia y hubo celebraciones por su deceso.
Las reacciones del presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, y la de su sucesor, el mandatario electo Donald Trump fueron radicalmente distintas. Obama, que propició en 2014 un histórico deshielo de las relaciones con Cuba, dijo que Estados Unidos extendía su "mano de amistad" al pueblo cubano. En cambio Trump, que asumirá el 20 enero, lo calificó como un "dictador brutal". El escritor peruano Mario Vargas Llosa consideró que para el gobierno cubano será "muy difícil" sobrevivir tras la muerte del líder revolucionario.