Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La izquierda latinoamericana y aliados africanos en primera fila para despedir a Fidel Castro

Notables ausencias de los mandatarios de países desarrollados en los funerales del líder cubano. La Asamblea General de la ONU le rindió tributo en la sesión plenaria

Nicolás Maduro y Evo Morales fueron los primeros en llegar a La Habana

Nicolás Maduro y Evo Morales fueron los primeros en llegar a La Habana

Mientras una multitud despedía al líder de la revolución cubana Fidel Castro en La Habana, comenzaron a llegar a la isla de Cuba líderes, diplomáticos y mandatarios de todo el mundo, principalmente los representantes de la izquierda latinoamericana y de aliados de África.

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Bolivia, Evo Morales, fueron los primeros entre los de los más de 25 dignatarios extranjeros que rendirán tributo al ex mandatario cubano, en el Memorial José Martí en la Plaza de la Revolución. Después de manifestar su pesar con respetuoso silencio frente al retrato de Fidel Castro, Maduro y Morales firmaron el libro de condolencias abierto en ese sitio.

Luego llegaron el ecuatoriano Rafael Correa, el nicaraguüense Daniel Ortega, el colombiano Juan Manuel Santos, el panameño Juan Carlos Varela y el mexicano Enrique Peña Nieto. También viajaron a la isla los presidentes de Sudáfrica, Cabo Verde, Guinea Ecuatorial, Zimbabue y Namibia, así como el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y siete primeros ministros de países caribeños. El rey emérito Juan Carlos I de España asistirá en representación de su hijo el rey Felipe VI, mientras los gobiernos de Rusia, China, Corea del Norte e Irán enviaron a sus respectivas delegaciones, según el diario oficial Granma. Desde la Argentina viajó la canciller Susana Malcorra.

Los homenajes fúnebres se extenderán hasta el domingo próximo cuando sus cenizas serán llevadas al cementerio de Santiago de Cuba, donde están enterrados los restos de José Martí, héroe de la independencia.

Las cenizas del dirigente reposan en una urna de madera café que fue exhibida por primera vez la noche del lunes por la televisión estatal. Raúl Castro y altos dirigentes del Partido Comunista honraron su memoria en la sala Granma del Ministerio de las Fuerzas Armadas, al costado de la Plaza de la Revolución.

El presidente Barack Obama, que propulsó el histórico acercamiento de Estados Unidos y Cuba tras más de medio siglo de enemistad, comunicó que no concurriría a los funerales. Tampoco asistirán ni su homólogo francés, François Hollande, ni el ruso Vladimir Putin.

Por su parte, la Asamblea General de la ONU rindió ayer tributo al fallecido ex presidente con un minuto de silencio en su memoria al inicio de su sesión plenaria.

El presidente de la Asamblea General, Peter Thomson, expresó su pesar por la muerte del líder cubano y trasladó sus condolencias a su familia, al Gobierno y al pueblo de la isla.
Thomson se refirió a Castro como ‘uno de los líderes icónicos del siglo XX‘ y destacó su trabajo en favor del ‘bienestar y el desarrollo‘ de los cubanos.

Además, subrayó su defensa "incansable" de la igualdad en el escenario internacional y dijo que fue una gran "inspiración" para los países en desarrollo, sobre todo en áreas como la educación y la sanidad.

Desde Europa, sólo el primer ministro de Grecia, Aléxis Tsípras, viajó hacia Cuba. Aunque el ruso Vladimir Putin, alabó a Fidel Castro y lo calificó de "un sincero y fiable amigo de Rusia" aunque no estará presente en la despedida de la comunidad internacional a causa de una "agenda apretada".
Quizás la ausencia más notable será la del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, que conocía personalmente a Castro y cuyo padre, Pierre Trudeau, mantuvo una relación de amistad durante varias décadas.