Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La grieta versión brasileña: postales de un país dividido

Cientos de miles vestidos de amarillo y verde, se manifestaron a favor del juicio político. Cientos de miles, vestidos de rojo, lo hicieron en contra. Las calles de Brasil se llenaron de gente en una expresión de la profunda división del país ante la histórica jornada.
En las plazas principales de cada Estado y en la capital Brasilia se movilizaron multitudes, sin que se registraran grandes incidentes.
En las afueras del Congreso, los partidarios de Rousseff, mostraban pancartas con la leyenda "Dilma fica" (Dilma se queda). Del lado derecho de la explanada la consigna "Fora Dilma" (Fuera Dilma) se imponía decorada por los "pixulecos", es decir, los famosos muñecos que muestran al ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva vestido de presidiario.
En San Pablo, como es costumbre se desarrolló la movilización más numerosa contra el Gobierno.