LAS MICROPYMES GENERAN M S DE LA MITAD DE EMPLEOS EN LA MAYOR ECONOM A DE AMÉRICA LATINA

La actividad económica en Brasil sufrió una caída de 0,38% en agosto

Fue el tercer mes de baja en 2017, lo que sugiere que la recuperación es menos estable de lo que se anticipaba. En la medición interanual subió 1,64%

El Producto Bruto Interno (PBI) en Brasil cayó 0,38% en agosto respecto de julio, tras dos períodos consecutivos de avance, pero aumentó 1,64% interanual, indicó el Banco Central del gigante sudamericano.

En el acumulado de los ocho primeros meses del año, la actividad económica de Brasil creció 0,31%, mientras que en los 12 meses anteriores a agosto pasado, el acumulado registra un descenso de 0,89%.

Según el Índice de Actividad Económica del ente emisor, agosto fue el tercer mes del año en el que descendió la actividad económica en Brasil.

En el primer trimestre de 2017, la mayor economía de América Latina se expandió 1%, lo que constituyó el primer resultado positivo tras ocho trimestres en rojo. En el segundo trimestre, el crecimiento fue de 0,2%.

La economía del gigante sudamericano empieza a recuperarse de la peor recesión de su historia, tras una caída de la actividad de 3,8% en 2015 el peor resultado en 25 años, y tras achicarse 3,6% en 2016, acumulando por primera vez desde 1931 dos años seguidos en negativo.

Para 2017, el Gobierno prevé un crecimiento del PBI de 0,5%, mientras que el Banco Central lo ubica en 0,7% y el mercado financiero, en 0,72%.

Por otra parte, el año pasado las micro y pequeñas empresas pasaron a responder por más de la mitad de los empleos en Brasil porque la crisis de 2015 y 2016 llevó a las grandes y medianas compañías a despedir trabajadores. En 2014, las empresas que tenían entre uno y cinco empleados respondían por el 46,6 % de los trabajadores del país, porcentaje que subió al 48,1% en 2015 y al 50,1% en 2016, según un estudio del gubernamental Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

En ese contexto, las grandes empresas con 50 o más empleados, respondían hasta 2014 por el 30,3% de los trabajadores de Brasil, porcentaje que se redujo al 29% en 2015 y al 26% en 2016. El organismo atribuyó el fenómeno a la recesión que había elevado el desempleo a niveles récord, con unos 13 millones de personas sin trabajo a fin de 2016, principalmente por los despidos promovidos por las firmas de mayor porte.

La reducción del empleo en las grandes empresas afectó principalmente a la región sudeste de Brasil que concentra la mayor parte de las industrias de gran porte del país y sabemos que fue esta actividad la que más redujo su número de trabajadores desde el inicio de la crisis, explicó la coordinadora de los estudios sobre trabajo y renta del IBGE, la analista Adriana Beringuy.

Según la analista, durante la crisis fueron creadas miles de empresas de pequeño tamaño en el país que terminaron absorbiendo parte de las personas que quedaron desocupadas.

Tags relacionados

Más de Internacionales