La UE lanzó un paquete de estímulos a la economía

El Banco Central Europeo redujo nuevamente el tipo de interés negativo de 0,4% a 0,5% para impulsar el crédito. También comprará 20.000 millones de euros en bonos mensuales.

El Banco Central Europeo (BCE) aprobó un paquete de fuertes estímulos monetarios para dar impulso a su economía dada la debilidad que atraviesa la zona del euro.

Entre sus principales medidas incluyen una nueva baja de la tasa de interés de -0,4% a -0,5%, es decir, que aumenta el monto que cobra a los bancos por depósitos en la entidad europea, en un intento más por propiciar el crecimiento del crédito.

También dejó inalterados la tasa de referencia a los que presta a los bancos semanalmente en el 0% y les seguirá prestando a un día a 0,25% .

Además retomará su programa de compra de bonos finalizado en diciembre del 2018. Así inyectará 20.000 millones de euros mensuales.

El BCE compró desde marzo de 2015 hasta finales de 2018 deuda pública y privada de la zona del euro por valor de 2,6 billones de euros.

Mario Draghi, presidente del organismo, dijo que visualizan un debilitamiento de la economía de la Eurozona, que persisten riesgos de bajo crecimiento y una inflación débil por el debilitamiento del comercio internacional y las incertidumbres, que afectan especialmente al sector manufacturero.

También instó a algunos gobiernos de la zona euro a aplicar políticas fiscales adecuadas para estimular la economía y que suban las tasas de interés.

El Consejo de Gobierno del BCE acordó medidas para mitigar los efectos negativos para los bancos de las tasas de interés negativas y no les cobrará por el exceso de reservas hasta determinada cantidad.

Además, va a cambiar la modalidad de las operaciones de liquidez a largo plazo "para preservar condiciones de préstamo bancario favorables". El BCE va a prestar a los bancos al 0% durante 3 años, antes había dicho que les prestaría liquidez al 0,10% durante dos años.

Finalmente, a los bancos que den suficientes préstamos, el BCE les prestará el dinero a la tasa de depósito de -0,50%, es decir les dará dinero.

Es pesimismo respecto a la economía se refleja en la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento e inflación que ha hecho el personal del BCE.

Prevén que la economía de la zona euro crezca este año sólo un 1,1% y el próximo un 1,2%, con una inflación del 1,2% y del 1% respectivamente.

Draghi hizo hincapié en que "los gobiernos con espacio fiscal deberían actuar de una forma efectiva y a tiempo", en alusión a Alemania.

Tags relacionados