Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Kuckynski y Mendoza pelean por ir al ballotage contra Keiko Fujimori en Perú

El economista superaba por poco márgen a la psicóloga para competir en la segunda vuelta que se realizará el 5 de junio. El ex presidente Alan García quedó lejos

La conservadora Keiko Fujimori, hija del ex presidente peruano condenado a prisión, Alberto Fujimori. triunfó en las elecciones presidenciales, aunque no pudo evitar el ballotage. Según las encuestas de boca de urna de las empresas CPI y GFK, Fujimori obtuvo entre un 37 y un 39% de los votos contra el 20% de sus dos principales rivales, el liberal y ex ministro de Economía Pedro Pablo Kuczynski de 35 años de Frente Amplio.
Ipsos, en cambio, informó en un conteo rápido que Kuczynski logró un 21,9% y lograba entrar al ballotage. Mendoza llegó al 18,6%.
Fujimori, de 40 años y que promete mantener el modelo económico vigente en el Perú, tendrá la dura tarea de convencer a una buena parte del electorado hostil a su candidatura a causa de la historia de su padre, condenado por delitos de lesa humanidad.
No quedaba claro anoche quien será su rival en la segunda vuelta que se realizará el 5 de junio.
El favorito de los mercados financieros, Kuczynski, obtuvo entre un 19,7 y un 20,9% de los votos, en virtual empate técnico con la psicóloga Mendoza que se acercaba al 20%.
Un dato a tener en cuenta es que los últimos votos contabilizados provienen generalmente de las zonas rurales y alejadas del país, donde el apoyo a Kuczynski es limitado, según analistas de firmas encuestadoras.
El caballito de batalla de la elección de Fujimori fue su promesa de mano dura contra la delincuencia, una de los temas clave del país andino. Aunque la candidata encaró en la recta final de la campaña protestas porque muchos no perdonan los abusos a los derechos humanos y los escándalos de corrupción de su padre, por lo que en la segunda ronda podría enfrentar un rechazo mayor porque sus críticos la acusan de recibir órdenes de su padre preso y creen que lo indultará si es presidenta, algo que ella niega aunque insiste en que es inocente.
Si la presidencia se fuera a definir entre Fujimori y Kuczynski, no estaría en juego el modelo económico de libre mercado que reina en Perú desde hace casi tres décadas.
Kuczynski, un ex funcionario del Banco Mundial conocido como el "gringo", ha prometido que atraerá la inversión privada en grandes proyectos detenidos por conflictos sociales, sobre todo en la explotación de recursos naturales.
Una definición entre Fujimori y Mendoza, aunque garantizaría la llegada de la primera mujer a la presidencia, plantea la disyuntiva de un cambio de modelo económico representado por la candidata de izquierda.
Al finalizar la elección, la sorpresa de la elección Verónika Mendoza aseguró que luchará hasta el final en estas elecciones, luego de que los primeros resultados a boca de urna arrojaran un empate técnico entre su candidatura y Kuczynski y dijo que "a lo largo de esta campaña hay quienes han querido empañar la fiesta democrática con difamaciones, con ataques, con mentiras, tratando de sembrar odios y miedos".
Aunque no llegue a la segunda vuelta, el partido Frente Amplio logró obtener 22 escaños en el próximo Congreso, lo que convierte a su agrupación en una fuerza política importante en el parlamento.
Alfredo Barrenechea, de Acción Popular, el ex presidente Alan García, de Alianza Popular y el candidato Gregorio Santos, de Democracia Directa, que espera los resultados desde la cárcel, quedaron lejos con números menores al 8%.
Cerca de 23 millones de peruanos se acercaron a las urnas en una jornada donde se eligieron, además de la fórmula presidencial, los diputados del próximo Congreso peruano, que estará dominado por "Fuerza Popular", el partido de Fujimori.