U$D

MARTES 11/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Kim Jong-un y Trump ya están en Singapur para la histórica cumbre bilateral

El presidente estadounidense dejó Canadá, país que visitó por la Cumbre del G7. Se reunirá con el jefe de Estado de Corea del Norte el próximo martes. 

U.S. President Donald Trump waves as he arrives to board Air Force One to depart for travel to Singapore from the Canadian Forces Base Bagotville, Quebec, Canada, June 9, 2018. REUTERS/Jonathan Ernst

U.S. President Donald Trump waves as he arrives to board Air Force One to depart for travel to Singapore from the Canadian Forces Base Bagotville, Quebec, Canada, June 9, 2018. REUTERS/Jonathan Ernst

Tras idas y vueltas, cancelaciones y cruces en Twitter, finalmente el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, llegaron hoy a Singapur para participar el martes de una cumbre bilateral para buscar un acuerdos de desnuclearización de Corea del Norte.

El mandatario norteamericano dejó Canadá este sábado, no sin antes anticipar que tardará sólo "un minuto" en saber si el líder norcoreano es "honesto" en su voluntad de negociar con Estados Unidos.

En rueda de prensa, Trump explicó que "lo sabrá tan rápido porque él es así", y que si Kim no es honesto no perderá el tiempo.

Trump dijo que "tardará un minuto" en saber si Kim es honesto en su intención de negociar.

El primero en arribar a la ciudad de Singapur fue Kim, que aterrizó en el aeropuerto Changi en un vuelo de Air China y fue llevado al hotel St. Regis, donde se alojará su delegación. Horas después de aterrizar, se reunió en el palacio presidencial de Istana con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, a quien agradeció que la ciudad-Estado sea la anfitriona.

"El mundo entero está pendiente de esta cumbre histórica entre la República Democrática del Pueblo de Corea (nombre oficial de Corea del Norte) y los Estados Unidos de América", dijo Kim sobre el inminente encuentro histórico entre los líderes de ambos países. En unas breves declaraciones a la prensa al comienzo de la reunión, Kim afirmó además que confía en que la cumbre sea "exitosa" y que en ese caso "el nombre de Singapur entrará en la historia".

Por su parte, Trump llegó seis horas más tarde a bordo del Air Force One que tocó tierra en la base aérea singapurense de Paya Lebar luego de un largo vuelo desde La Malbaie (Canadá), donde Trump asistió este fin de semana a una tensa cumbre del G7.

Desde el avión, Trump desconoció vía Twitter el comunicado final del G7, producto de un acuerdo entre todos los miembros del bloque luego de dos días de tensiones por las fuertes discrepancias que Washington mantiene con sus socios en materia de comercio y ambiente. 

Con semblante serio y muy escueto, Trump sólo respondió que se sentía "muy bien" de cara al encuentro con Kim y entró rápidamente en su limusina para dirigirse al hotel Shangri-La, informó la agencia de noticias EFE. Mañana, según trascendió desde la Casa Blanca, Trump se reunirá también con el primer ministro singapurense.

Un complejo de la época colonial británica

El complejo, formado por cuatro edificios de la época colonial británica y un ala moderna diseñada por el arquitecto británico Norman Foster, está rodeado de una exhuberante selva, en la que se rumorea que los soldados ingleses enterraron un tesoro de plata durante la Segunda Guerra Mundial.

Esa densa vegetación será este martes una garantía de privacidad para Trump y Kim, pero hoy frustraba a los cámaras, reporteros y curiosos que se acercaron para observar el ambiente.

A unos diez kilómetros al norte del Capella, otros dos hoteles de lujo atraían los flashes mediáticos, espoleados por los rumores de que allí se hospedarán Trump y Kim.

Trump y Kim se reunirán en el Hotel Capella, en Singapur.

En las inmediaciones del Shangri-La, que acoge anualmente un foro de seguridad y en 2009 hospedó al entonces presidente de EEUU, Barack Obama, varios carteles advertían de controles de seguridad entre el domingo y el jueves, y un equipo retocaba las columnas de la entrada con pintura fresca.

Ese era, según varios informes de prensa, el hotel elegido por Trump y su delegación, pero las cosas estaban menos claras en cuanto al hospedaje de Kim.

En la entrada del hotel Fullerton, localizado en el centro, ondeaba una bandera norcoreana junto a la estadounidense, y algunos medios afirmaban que allí era donde quería quedarse Kim porque fue donde se alojó la semana pasada una delegación de Corea del Norte.

Los gastos de Kim, la preocupación norcoreana

Kim, cuya fecha de llegada a Singapur se desconoce todavía, está muy preocupado por su seguridad en este viaje, el más largo que ha hecho desde que llegó al poder en 2011.

Los norcoreanos también estaban inquietos por las facturas del hotel, aunque al menos dos entidades, la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN) y la compañía estadounidense HotelPlanner.com, se han ofrecido para sufragarlas.

Trump fue el primer mandatario en abandonar la Cumbre del G7, tras reclamar la readmisión de Rusia en el selecto grupo.

Si finalmente se queda en el Saint Regis, Kim podrá disfrutar de una extensa colección privada de arte, que incluye obras de los españoles Pablo Picasso y Joan Miró, y tiene en la entrada una escultura del colombiano Fernando Botero.

Esta semana se instaló en el vestíbulo un arreglo floral formado por anturios, una planta tropical de hoja roja que, casualmente o no, adorna también la entrada del hotel de Trump.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés