Joseph Stiglitz: “Trump ha sido un desastre económico

El Premio Nobel de Economía apuntó contra la gestión del presidente americano y se mostró pesimista respecto a la recuperación de los Estados Unidos. 

El economista Joseph Stiglitz, oriundo de Indiana (Estados Unidos), dio sus impresiones acerca del mandato del presidente Donald Trump, al tiempo que puntualizó cuáles son los desafíos que enfrenta el país. El Premio Nobel de Economía, que fue asesor de la Administración de Bill Clinton (1993-2001), conversó con EL PAÍS y habló sobre del legado que deja Trump en materia de política económica.

"Trump ha sido un desastre económico -lanzó-. La fortaleza de nuestro país es la inversión en ciencia, en tecnología y en educación, y él ha socavado eso. Ha pedido recortes en el presupuesto de ciencia cada año. Ha atacado nuestras mejores universidades, las ha gravado, cuando la mayoría de los Gobiernos lo que hacen es darles subsidios".

Y luego agregó: "además, en una economía moderna necesitás cooperación global y él se ha alejado de ella y ha ido en contra de los acuerdos internacionales, lo que va en detrimento de Estados Unidos".

 

En esa misma línea confió: "Yo también he sido crítico y he dicho que las normas se deben decidir de una forma más democrática, pero ese no es un argumento para abandonarlas. Para mí, estos cuatro años han sido un desastre económico y, si no lo revertimos, marcarán el principio del declive de Estados Unidos".

Desigualdad en Estados Unidos

Consultado sobre si hay alguna solución existente para combatir la desigualdad en EE.UU., Stiglitz sostuvo: "Necesitás un conjunto de políticas a fondo. Primero, hay que dar más poder de negociación a los trabajadores, reforzar a los sindicatos, reescribir las normas de la globalización, del Gobierno corporativo y mermar el poder de los monopolios".

"En segundo lugar, obviamente, necesitamos una política fiscal y de gasto público más progresiva. Es muy curioso que en Estados Unidos la gente de la cúspide paga menos impuestos que la gente de la base. (El presidente ejecutivo de Berkshire Hathaway) Warren Buffet lo señaló: él paga una tasa de impuesto más baja que su secretaria", mencionó.

Y con respecto al gasto, añadió: "Estados Unidos no es solo el país con el mayor nivel de desigualdad, sino también el único que no reconoce la sanidad como un derecho básico, así que necesitamos mejores políticas de gasto".

Wall Street

Ante la pregunta sobre qué explica una brecha tan grande entre la Bolsa y la llamada economía real en Estados Unidos, el economista afirmó que esto "refleja una gran desigualdad".

"Hay que darse cuenta de que la Bolsa no es siquiera un reflejo del sector empresarial. Los negocios pequeños no forman parte del mercado de valores, pero son los que proporcionan la mitad de los empleos de la economía y no les va bien. A los gigantes de internet, en cambio, sí les van bien las cosas. Además, las cotizaciones suben cuando los sueldos son bajos y ahora son bajos", señaló. 

 

"Por otra parte, los intereses bajos auguran más beneficios y dividendos futuros, así que también eso les favorece en Bolsa, pero esos intereses están bajos porque la economía es débil -indicó-. Y la liquidez que la Reserva Federal está inyectando en el mercado no se está yendo a comprar bienes y servicios, la gente la está ahorrando por la incertidumbre y la coloca en activos. Así que, en cierto modo, el éxito de la Bolsa es reflejo del fracaso de la política económica".

Recuperación de Estados Unidos

Interrogado sobre si es optimista respecto a una "recuperación rápida" en EE.UU., el economista respondió: "Está claro que no vamos a tener una recuperación en forma de V, como se esperaba en marzo. Recuerden que el primer programa de ayuda aprobado se diseñó partiendo del supuesto de que la economía volvería a la normalidad a finales de junio como muy tarde, por eso el plan se programó para 10 semanas o así. Pero nos hemos caído por el barranco".

Y, en ese sentido, completó: "Es octubre y no hemos vuelto a la normalidad. En este momento soy muy pesimista, las ayudas expiraron hace tiempo y las negociaciones (entre Casa Blanca, republicanos y demócratas) para un nuevo programa se han roto. Y la recuperación se está ralentizando".

"Creo que no llegaremos a una Gran Depresión, que los gobiernos acabarán dando un paso al frente, pero no lo podemos descartar", finalizó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios