Irma tendrá un efecto "devastador" cuando llegue a la costa estadounidense

Así lo advirtió el director de la Agencia de Gestión de Emergencias (FEMA), Brock Long, aunque su trayectoria todavía es incierta. El presidente Trump reclamó "prudencia". Además, cerraron terminales petroleras en el norte del Caribe, y empeoró así la  escasez en el suministro de combustible a América latina.

El huracán Irma tendrá un impacto "realmente devastador" cuando llegue a la costa estadounidense de Florida, anunció hoy el director de la Agencia de Gestión de Emergencias (FEMA), Brock Long, en CNN.

SE ABASTECEN LOS DE MIAMI FLORIDA, POR LA LLEGADA DEL HURACAN IRMA, INMAGINESE USTED MAS DE 100,000 PERSONAS ESTAN EVACUANDO OBLIGATORIAMENT pic.twitter.com/Ongsxg3tIJ

— Manuel Caxaj Sosa (@ManuelCaxaj) 7 de septiembre de 2017

"Sean prudentes, permanezcan en lugares seguros!", escribió el presidente Donald Trump en Twitter. "Disponemos de equipos con gente talentosa y valiente en el lugar y dispuesta a ayudar", agregó.

"La mayor parte de la gente a lo largo de la costa (estadounidense) nunca ha experimentado un huracán como este. Ser  realmente devastador", afirmó Long, quien indicó que Estados Unidos ha sido azotado por huracanes categoría 5 solo tres veces desde 1851.

Long expresó preocupación sobre todo de que las personas sigan las órdenes de evacuación emitidas por las autoridades en Florida.

"Podemos reconstruir sus casas, no sus vidas": así se prepara Miami para #Irma, por @patsulbaran https://t.co/742Gu7mZqr pic.twitter.com/SO6IMpN0jw

— BBC Mundo (@bbcmundo) 7 de septiembre de 2017

Además de ese estado, "todo el sureste de Estados Unidos debe asegurarse y prestar atención", fundamentalmente en Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, subrayó.

Irma es el huracán más poderoso desde Andrew en 1992, también de categoría 5, la más alta en la escala de Saffir-Simpson. Y aunque la trayectoria del tifón es algo incierta aún, se espera que azote Florida el fin de semana.

Tensa calma en #Miami mientras el huracán #Irma continúa avanzando amenazante hacia la #Florida nuestras oraciones para #PuertoRico #RT pic.twitter.com/jznrvFJmgP

— Fernando Del Rincon (@soyfdelrincon) 6 de septiembre de 2017

Sin combustible

El huracán provocó el cierre de terminales petroleras en el norte del Caribe, empeorando una escasez en el suministro de combustible a  los países de América latina, que han tenido dificultades para  atender la demanda desde que el huracán Harvey interrumpió los  envíos desde la costa estadounidense del Golfo de México el mes pasado.

América latina ya ha tenido problemas durante casi dos  semanas para hallar cargamentos debido a Harvey, que provocó  graves inundaciones en los estados de Texas y Luisiana, provocó  el cierre de puertos, refinerías y plataformas de producción de  crudo.

Irma provoca caos y desorden en Miami por las compras de pánico https://t.co/A6sExObDwm

— CNN en Español (@CNNEE) 7 de septiembre de 2017

Irma, que es seguido por otros dos huracanes en el  Atlántico, amenaza a refinerías, terminales e instalaciones de  almacenamiento en el Caribe.

Existen más de 100 millones de barriles en capacidad de  almacenamiento en el Caribe, crucial para esos países debido a  su capacidad limitada de refinación de crudo, y también como  suministro para naciones sudamericanas como Brasil, Venezuela y  Colombia.

Varias comercializadoras de petróleo movieron una porción de  sus inventarios de crudo de Estados Unidos al Caribe antes del  paso de Harvey para que pudieran seguir vendiendo cargamentos a  América Latina, dijeron a Reuters operadores de dos compañías.

"Irma llega en un mal momento. No han cerrado todas las  instalaciones de petróleo en el Caribe, pero el tráfico de  embarcaciones es difícil en medio de la tormenta. Va a empeorar  antes de mejorar", comentó un operador de una petrolera.

Importante consejo de D. Trump para los habitantes de Miami, por inminente amenaza de huracán Irma. pic.twitter.com/SXXdidCjdy

— Jose Porto (@JoseAPorto) 7 de septiembre de 2017

La petrolera estatal mexicana Pemex dijo ayer que  sus instalaciones no están en peligro hasta el momento, pero que  está monitorizando el rumbo del huracán Katia para decidir si es  necesario que emprenda nuevas acciones.

Importadores de combustible como México y Brasil aseguraron suministros en los últimos días desde la costa este de  Estados Unidos, Europa y el Caribe, según operadores,  reguladores y petroleras, pero esas opciones se están acabando  ante la creciente demanda regional y ofertas limitadas desde  Texas debido a la lentitud en la reapertura de puertos.

 

Tags relacionados