Irán atacó dos bases de EE.UU. en Irak y aumenta la tensión en Medio Oriente

Horas después del funeral del líder de la Guardia Revolucionaria, el Pentágono confirmó el ataque de Teherán contra las instalaciones Al Assad e Irbin. Irán había augurado una "pesadilla histórica"

Irán disparó en la madrugada del miércoles varios misiles tierra-tierra contra las bases iraquíes de Al Assad e Irbil, en las que están instaladas tropas estadounidenses y de sus aliados, según confirmó la Casa Blanca. Medios iraníes habían reportado el lanzamiento de por lo menos 30 misiles. La operación fue una venganza por el asesinato del general Qasem Soleimani en un ataque con drones ejecutado el viernes pasado por parte de Estados Unidos.

"Irán lanzó por lo menos una decena de misiles que impactaron contra dos instalaciones militares de Estados y las fuerzas de la coalición en Irak. Está claro que estos misiles fueron lanzados desde Irán", informó el portavoz del Pentágono Jonathan Hoffman. "Estamos trabajando para determinar los daños", agregó.

The following statement is attributed to @ChiefPentSpox: At approximately 1730 EST on Jan. 7, Iran launched at least a dozen ballistic missiles against U.S. military & coalition forces in Iraq.

— Department of Defense (@DeptofDefense) January 8, 2020

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, apuntó que el presidente Donald Trump ya había sido informado del ataque y estaba siguiendo la situación "desde cerca y en consultas con su equipo de seguridad nacional".

Según CNN, por lo menos 10 misiles tierra a tierra habrían impactado contra la base aérea de Al Assad, unos 200 kilómetros al oeste de Bagdad. Esa base fue utilizada por primera vez por las fuerzas estadounidenses tras la invasión de 2003 que derrocó al dictador Saddam Hussein y otra vez en la lucha contra ISIS en Irak y Siria.

"En los últimos días, ante las amenazas y el accionar iraní, el Departamento de Defensa ya había tomado todas las medidas necesarias para resguardar a nuestro personal y a nuestros socios" en Irak, aseguró Hoffman. "Estas bases han estado en alerta máxima ante los indicios de que el régimen iraní planeaba atacar nuestras fuerzas e intereses en la región", agregó y completó: "Mientras evaluamos la situación y nuestra respuesta, tomaremos todas las medidas necesarias para proteger y defender al personal estadounidense y a nuestros aliados en la región".

Quién era Qasem Soleimani, el poderoso jefe de la fuerza Quds de Irán

Qasem Soleimani forjó su reputación de hombre aguerrido durante los ocho años que duró la sangrienta guerra entre Irán e Irak, en la década de 1980, cuando comandó una de las divisiones del Ejército iraní. Entonces, entre otras cosas, se hizo conocido por encabezar misiones de reconocimiento dentro del territorio enemigo.

El ataque se produjo sólo horas después del funeral de Soleimani, en el que participaron miles de personas y que se realizó en su ciudad natal, Kerman, tras cuatro días de homenajes en Irak e Irán. La multitudinaria asistencia provocó una estampida en la que murieron 56 personas y varias decenas resultaron heridas.

La muerte de Soleimani hundió a la región en una nueva crisis y suscitó el temor de una guerra más amplia en Medio Oriente. Este martes, el secretario de Estado Mike Pompeo había advertido que EE.UU. no quería iniciar una guerra con Irán pero estaba listo para terminarla.

Antes del ataque a las bases estadounidenses en Irak, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, había definido el asesinato de Soleimani como "terrorismo de Estado". En una entrevista con CNN, había advertido: "Esto es un acto de agresión, se trata de un ataque armado en contra de Irán y responderemos".

Zarif, a quien EE.UU. le acaba de negar la visa para entrar al país y asistir a un encuentro de Naciones Unidas que se realizará el próximo jueves, dijo, además, que Trump "ha demostrado no tener respeto por la ley internacional" y estar preparado "para cometer crímenes de guerra, porque atacar sitios culturales es un crimen de guerra". "Una medida desproporcionada es un crimen de guerra", sentenció.

Irán designó ayer al Pentágono como un "organismo terrorista", así como EE.UU. también había incluido a la los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán en su lista de organizaciones terroristas en abril de 2019. El canciller de Irán señaló que la gente en Medio Oriente está enfurecida y amenazó: "Los días de EE.UU. en la región están contados".

Tags relacionados