Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Informe oficial británico dice que la invasión a Irak se basó en pruebas falsas

Informe oficial británico dice que la invasión a Irak se basó en pruebas falsas

La invasión a Irak realizada en 2003 por la coalición liderada por Estados Unidos en colaboración con Gran Bretaña, entre otros países, ya tiene un informe oficial. Impulsado por el ex primer ministro británico Gordon Brown y llevado adelante por el funcionario retirado John Chilcot, se presentó ayer en sociedad y ya generó un sacudón político.

El documento sostiene que el ex premier Tony Blair siguió ciegamente y sin cuestionar las decisiones de Estados Unidos y cita que señaló en una reunión con George Bush "lo acompañaré, pase lo que pase".

El informe también dice que Gran Bretaña no agotó las instancias diplomáticas para evitar la guerra y que la invasión se basó en informaciones erróneas, ya que no existían las armas químicas que señalaban los informes de inteligencia.

Además marcaron que los planes para la posguerra fueron inadecuado.
Blair realizó declaraciones públicas horas después de la presentación oficial y señaló que "la guerra de Irak fue de buena fe y pensando en los intereses británicos", aunque pidió perdón y afirmó que asume "toda la responsabilidad" por cualquier error cometido en la guerra, "sin excusas".

Por su parte, el líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, se disculpó en nombre de su formación por "la desastrosa decisión" de invadir Irak y pidió competencias internacionales para procesar a los responsables. Dijo que el conflicto es "una mancha" en la historia del partido.
Antiguos combatientes y los familiares de los soldados británicos muertos en la guerra de Irak también indicaron que tratarán de procesar al ex primer ministro laborista Tony Blair, al que responsabilizan de un conflicto "ilegal".

Desde la Casa Blanca, el portavoz oficial dijo al respecto que "Obama tuvo que tratar con las consecuencias de la funesta decisión" y que es importante que "aprendamos las lecciones de errores pasados".