Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Inesperado revés de Donald Trump y empate de Hillary en el inicio de las primarias estadounidenses

El millonario perdió ante Ted Cruz en la votación republicana en los “caucus” de Iowa. La ex primera dama no pudo superar a Bernie Sanders en la interna demócrata. Es el primer paso de unas internas que se extenderán hasta junio.

Inesperado revés de Donald Trump y empate de Hillary en el inicio de las primarias estadounidenses

En lo que fue el primer paso de unas elecciones primarias que se extenderán hasta mitad de año, el millonario Donald Trump tuvo un primer tropiezo anoche en la interna republicana al perder en los “caucus” del estado de Iowa ante el senador Ted Cruz. En el Partido Demócrata del presidente Barack Obama, en tanto, la ex primera dama Hillary Clinton quedó empatada con el senador Bernie Sanders.

Las asambleas políticas de Iowa son las primeras desde 2008 con resultados tan abiertos en ambos partidos y marcan el principio del fin de la presidencia de Obama, quien entregará el mando en enero de 2017 al ganador de las elecciones generales del 8 de noviembre. El sistema de votación en los caucus tiene dos formatos: a mano levantada tras el debate y el tradicional de la boleta en la urna.

Cruz el único que pudo festejar un triunfo ayer en Des Moines. Dijo que su victoria, pese a ser apretada, se dio con una alta participación que le valió el mayor número de votos totales en la historia de un caucus republicano. Cruz, cercano al ultraconservador Tea Party y que contaba con el apoyo de los evangelistas -el grupo religioso que ha decidido los últimos años el ganador de los caucus republicanos de Iowa-, obtuvo el 28 % de los votos, con lo que se impuso por una diferencia de cuatro puntos porcentuales a Trump.

Trump, que había estado en todo momento como favorito de las encuestas, obtuvo un buen segundo puesto con el 24% de los votos. “No sé quién ganará entre los demócratas, pero yo voy a proclamarme ganador de las primarias republicana y le ganaré a Hillary o Bernie”, aseguró el millonario en un breve discurso antes de seguir camino a New Hampshire, la próxima primaria.

Marco Rubio, con un 23% de los votos, obtuvo un tercer puesto que lo mantiene como uno de los favoritos en la aún larga carrera por la candidatura republicana, que se formalizará en la convención de Cleveland.

Por el lado demócrata, Hillary Clinton, quien con el recuento del 95 por ciento de los centros electorales empata en un 49% con Sanders, fue la primera en salir a agradecer a los votantes su apoyo, y volvió a recalcar que ella sabe “dejar las cosas hechas” en Washington, al tiempo que aseguró que desde la Casa Blanca defenderá al país, a las “mujeres, trabajadores e inmigrantes”.

Sanders, un senador independiente que se define como socialista y que no militó en el partido en el que ahora compite, celebró: “Estamos enfrentándonos a la mayor organización política de EEUU y estamos virtualmente empatados”. La gesta de Sanders, que aboga por cambiar la influencia del interés privado en la política y no ha recurrido a una campaña negativa, lo llevó a festejar el empate como una victoria.

El recuento para conocer quién es el vencedor definitivo de anoche en la contienda demócrata puede alargarse varias horas, aunque se tratará tan sólo de una victoria “moral”, ya que, con tan poca diferencia, el número de delegados a la convención que se lleve cada candidato por Iowa será prácticamente el mismo.

Fuente: AGENCIAS