Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Hillary y Trump suben el tono de las acusaciones en ajustado final de campaña

El millonario dijo que si gana la demócrata el país se hundirá en una crisis institucional. La candidata retrucó que él no está preparado para controlar el arsenal nuclear

Hillary y Trump suben el tono de las acusaciones en ajustado final de campaña

Cuando sólo falta una semana para la elección que definirá el próximo presidente de los Estados Unidos, la campaña electoral subió de tono inesperadamente. Afectada por nuevas encuestas en las que aparece por primera vez en mucho tiempo como perdedora de la elección y por las nuevas revelaciones que el FBI hizo del caso de sus correos electrónicos privados, la candidata demócrata Hillary Clinton debió dejar de lado el mensaje positivo con el que quería convencer a los indecisos y necesitó a pasar a la ofensiva contra su rival, Donald Trump. Ayer, por ejemplo, lo acusó de peligroso para el control del arsenal nuclear con el que cuenta su país.

El republicano fue a buscar votos a tierras demócratas luego de que el director del FBI diera a conocer nuevas investigaciones sobre la mensajería privada de Clinton cuando dirigía la diplomacia estadounidense, entre 2009 y 2013. "Ella no está preparada ni calificada para ser la presidenta de Estados Unidos. Su elección hundirá a nuestro gobierno y nuestro país en una crisis institucional que no podemos enfrentar", dijo.

La aspirante demócrata denunció, a su vez, la supuesta volatilidad del multimillonario "incapaz de administrar la presión de las responsabilidades presidenciales". "Imagínenlo, enredarnos en una guerra porque alguien lo hubiera rozado. Espero que piensen en eso cuando introduzcan su papeleta de voto", señaló.

Lo sondeos mostraron en los últimos días un acortamiento de las distancias entre ambos candidatos. Hace poco más de una semana Clinton exhibía una ventaja promedio en los sondeos de más de cinco puntos porcentuales sobre Trump, pero en los últimos días el margen entre ambos aspirantes se achicó. No obstante, la candidata demócrata aún se perfila como favorita.
El sitio web especializado FiveThirtyEight indicó que las probabilidades de una victoria de Clinton son de 73,6%, contra 26,3% para Trump, pero hace dos semanas esa diferencia era de 88,1% contra 11,9%.

Pero un sondeo de la red ABC y el diario The Washington Post divulgado ayer coloca a Trump ganador por 46% a 45%, una ventaja inferior al margen de error de 2,5% que refleja una nueva tendencia.

Respecto de las acusaciones sobre del vínculo de Trump con Rusia, el FBI señaló que las investigaciones no arrojaron ninguna novedad. "Los agentes aseguran que ninguna de las investigaciones ha arrojado, de momento, ningún vínculo entre Trump y el Gobierno ruso", señalaron fuentes recogidas por el diario The New York Times.

El FBI cree que el "hackeo" de cuentas de correo de dirigentes demócratas que ha sucedido en los últimos meses y del que la Casa Blanca ha responsabilizado a Rusia, tiene como objetivo "alterar" la campaña estadounidense y no ayudar a Trump.