Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Hillary es la primera mujer candidata a la presidencia de Estados Unidos

La ex primera dama esperaba confirmar con votos su triunfo en la interna demócrata. Horas antes se había asegurado el apoyo de la mayoría de los "superdelegados"

Hillary Rodham Clinton peleará por convertirse en la primera presidenta de Estados Unidos

Hillary Rodham Clinton peleará por convertirse en la primera presidenta de Estados Unidos

Aún sin conocer los resultados finales en los seis estados que celebraron las internas demócratas ayer, la ex secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton consiguió el apoyo de la mayor parte de los superdelegados y cantó victoria frente al senador por Vermont, Bernie Sanders.

De todas formas según los sondeos que daban parejos en California, la principal plaza que repartía 457 delegados, el resultado se tornaba irremontable para el candidato socialista aunque ganara por un margen amplio.

Tras su victoria en Puerto Rico y con una ventaja considerable, Clinton superó largamente los 2.383 delegados necesarios para convertirse en la primera candidata mujer a la presidencia por alguno de los dos partidos tradicionales con posibilidades reales de triunfar.

Aún así, Sanders se resistía a reconocer la derrota e instó a sus seguidores a aguardar los resultados de las primarias, que al cierre de esta edición aún no se conocían, porque cuestionaba la fidelidad de los de 571 superdelegados (altos cargos del partido que son delegados no electos) a Clinton.
Sin embargo, que Clinton haya conseguido hasta ayer casi 13 millones de votos, es decir, 3 millones más que Sanders es otro dato contundente que muestra la fortaleza de su candidatura.

El triunfo de Clinton es histórico. Llega 95 años después de que el 18 de agosto de 1920 fuera ratificada de decimonovena enmienda de la Constitución, que daba a las mujeres el derecho al voto. En 1984, una mujer, Geraldine Ferraro, fue candidata a la vicepresidencia por el Partido Demócrata. En 2008, Sarah Palin compitió por el mismo puesto por el Partido Republicano. Ambas perdieron.

El triunfo de Clinton es, así, un hito en la historia de la igualdad de derechos en EE.UU. En la actualidad, 3 de los 8 miembros del Supremo son mujeres, igual que 20 de los 100 senadores, 84 de los 435 miembros de la Cámara de Representantes, y 6 de los 50 gobernadores de los estados (7 si se cuenta a la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, que constituye una unidad administrativa especial, el Distrito de Columbia).

En general, las mujeres en puestos públicos en EE.UU. son demócratas. Ése es el caso de las 3 juezas del Supremo, 4 de las 20 senadoras, y 62 de las 84 representantes.

Por el lado republicano, Trump buscaba anoche revalidar título y llegar con fuerza a la disputa final con la candidata demócrata. Aunque el candidato aún debe sortear las feroces críticas de buena parte de su partido.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar