Hillary Clinton dejó el hospital tras ser atendida por un coágulo

La secretaria de Estado de EE.UU. estuvo internada dos días en una clínica en Nueva York. Aún no se sabe si podrá retomar sus actividades diplomáticas.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, abandonó hoy un hospital de Nueva York donde estuvo internada cuatro días para recibir tratamiento por un coágulo en la cabeza, informaron medios locales.
Clinton, de 65 años, estuvo acompañada por su esposo, el ex presidente Bill Clinton, y su hija, Chelsea, al partir del Hospital Presbiteriano de Nueva York rumbo a su casa, según imágenes de CNN y otras cadenas de noticias estadounidenses.

Junto a un colaborador de la secretaria de Estado, los tres abandonaron el edificio y se subieron a un mismo auto, que partió de inmediato.

La funcionaria  debió ser hospitalizada el domingo pasado luego de que se descubriera el coágulo, ubicado en una vena entre el cerebro y el cráneo, durante un chequeo de rutina tras una conmoción cerebral.

La contusión ocurrió cuando Clinton sufrió el mes pasado una caída, en el marco de un estado de debilidad causado por un virus estomacal.

Horas antes de que Clinton saliera del hospital, la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo hoy que la jefa de la diplomacia estadounidense estuvo en contacto con su equipo de colaboradores esta semana, incluyendo este mismo miércoles.

‘Estuvo bastante activa en el teléfono con todos nosotros‘, relató Nuland, citada por la agencia de noticias DPA.

El lunes, los médicos de Clinton dijeron que el coágulo, situado detrás de su oreja derecha, había sido tratado con drogas que lo disuelven y que no había provocado ningún daño neurológico, por lo que confiaban en una plena recuperación de su paciente.

Los doctores dijeron entonces que planeaban darle el alta luego de fijar la dosis apropiada de anticoagulantes.

Todavía no se sabe si podrá retomar sus tareas oficiales antes de su anunciada renuncia, que antecederá a la reasunción del presidente Barack Obama, el 21 de enero.

La internación de Clinton generó interrogantes sobre su futuro político y sobre cómo podría influir en su decisión sobre si candidatearse para presidenta en 2016, algo que le han pedido destacados políticos de su Partido Demócrata.

Clinton también formó un coágulo, aunque en su rodilla, en 1998, durante el segundo mandato presidencial de su marido.

 

‘Ha estado bastante activa en el teléfono con el personal y viendo documentos, etc‘, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en una sesión informativa diaria.

El domingo por la tarde se divulgó la información de que la secretaria de Estado, quien no ha sido vista en público desde el 7 de diciembre, estaba en un hospital de Nueva York para tratar un coagulo de sangre que se originó en una conmoción cerebral que sufrió a mediados de diciembre.

La conmoción fue resultado de una enfermedad anterior, descrita por el Departamento de Estado como un virus estomacal que contrajo durante un viaje a Europa y le causó deshidratación y un desmayo al regresar a Estados Unidos.

En un comunicado divulgado por el Departamento de Estado el lunes, los médicos de Clinton dijeron que confiaban en que la secretaria se recuperaría por completo y que recibirá el alta cuando se determine la dosis correcta de anticoagulantes.

Tags relacionados