Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Grecia alertó al FMI y a Alemania a que “dejen de jugar con fuego”

El primer ministro griego,  Alexis Tsipras, cumpó a ambos del actual bloqueo sobre las negociaciones entre Grecia y sus acreedores.

Grecia alertó al FMI y a Alemania a que “dejen de jugar con fuego”

El primer ministro griego,  Alexis Tsipras, llamó el sábado al Fondo Monetario Internacional  (FMI) y al ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaüble, a dejar  de “jugar con fuego”, culpando a ambos del actual bloqueo sobre las negociaciones entre Grecia y sus acreedores.

Un día después de una reunión en Bruselas que concluyó sin avances, el primer ministro griego se mostró, pese a todo, confiado en que Grecia llegar  a un acuerdo.

Tsipras condicionó el retorno a Atenas de los representantes de  los acreedores a un cambio de actitud por parte del FMI: “Esperamos que el FMI revise cuanto antes sus previsiones (...)  para que las discusiones puedan continuar a nivel técnico”, señaló  al inicio de una reunión de su partido, Syriza.

También llamó a la canciller alemana, Angela Merkel a que pida “a su ministro de Finanzas a que ponga fin a su agresividad permanente” hacia Grecia. La reunión celebrada la víspera en Bruselas con el objetivo de  relanzar las negociaciones sobre un nuevo plan de ayuda a Grecia concluyó sin acuerdo.

Atenas debe abonar en julio casi 7.000 millones de euros a sus  acreedores, un pago al que no podrá hacer frente sin nuevos fondos  de rescate.

Sin embargo, sus principales acreedores, los países de la zona euro y el FMI, no logran ponerse de acuerdo sobre la deuda y los  objetivos económicos griegos, paralizando cualquier nuevo tramo de  ayuda.

Para el Fondo, el país heleno solo lograr un superávit 1,5%,  dos puntos por debajo del 3,5% que se le exige.

El organismo cree que para cumplir el objetivo de excedente  presupuestario, Atenas necesitaría más reformas internas, algo que  el gobierno de Tsipras rechaza, y reclama asimismo una quita  sustancial de la deuda griega, punto al que Berlín se niega.