Grecia aceptó un duro acuerdo con el Eurogrupo a cambio de un nuevo rescate

Luego de 17 horas de negociaciones marcadas por la desconfianza y las divisiones y la amenaza de una salida del país heleno de la unión monetaria, los 19 países llegaron a un acuerdo “por unanimidad”.

Los mandatarios de la zona euro alcanzaron hoy un acuerdo para empezar a negociar un nuevo programa de rescate con Grecia, que impone al gobierno de Alexis Tsipras una serie de duras medidas y supone grandes sacrificios para la exhausta economía del país.

 
Al cabo de 17 horas de difíciles negociaciones, marcadas por la desconfianza y las divisiones y la amenaza de una salida de Grecia de la unión monetaria, los 19 países llegaron a un acuerdo “por unanimidad”.
 
“El Grexit desapareció”, dijo a la AFP el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, después de reconocer que la tarea había sido “laboriosa”.
 
La zona euro comenzó su cónclave el domingo por la tarde con la firme intención de negociar hasta el final. “La Eurocumbre alcanzó por unanimidad un acuerdo. Está todo listo para un programa de ayuda a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) para Grecia, con serias reformas y apoyo financiero”, dijo el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk.
 
El Parlamento griego deberá ahora aprobar las reformas acordadas con sus socios europeos, una serie de duras medidas de ajuste en materia de pensiones, subidas de impuestos y la ampliación del programa de privatizaciones.
 
Una vez aprobado por los diputados griegos, los parlamentos nacionales europeos podrán dar mandato al Eurogrupo para empezar a negociar el rescate.
 
El presidente francés, François Hollande, celebró esta “decisión histórica” de la Unión Europea y la “valiente decisión” del primer ministro griego Alexis Tsipras, que aseguró por su parte haber “luchado hasta el final” para lograr un acuerdo que sus socios de la zona euro quisieron “más duro”.
 
Pero para la canciller alemana, Angela Merkel, “el camino será largo y (...) difícil”, como quedó en evidencia en una larguísima negociación precedida por una reunión de ministros de Finanzas que comenzó el sábado y terminó el domingo con numerosos puntos en suspenso.
 
Los ministros de Finanzas de la zona euro volverán a reunirse, en un encuentro ordinario, para analizar un puente financiero que le permita a Atenas hacer frente a sus vencimientos hasta que el programa de rescate de tres años, cifrado entre 82.000 millones y 86.000 millones de euros, sea efectivo.
 

Tags relacionados