Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Gran Bretaña declara alerta máxima tras el ataque terrorista en Manchester

La premier Theresa May decidió reemplazar a la policía por miembros de las fuerzas armadas en lugares clave. Investigan si el atacante suicida actuó solo o con una red de apoyo

Gran Bretaña declara alerta máxima tras el ataque terrorista en Manchester

Reino Unido elevó el nivel de alerta terrorista de "severo" a "crítico" tras el atentado que dejó 22 muertos y 59 heridos en el norte de Inglaterra –que reivindicó la agrupación yihadista ISIS– y decidió el despliegue de militares para apoyar a la policía, anunció la primera ministra británica, Theresa May.

En la escala de alertas, "crítico" significa que hay amenaza inminente. "No podemos ignorar la posibilidad de que un grupo más amplio de individuos esté vinculado con el atentado de Manchester", subrayó May.

La policía investiga si Salman Abedi, el terrorista suicida de 22 años identificado como el autor del atentado, actuó solo o contó con una red de apoyo en la ciudad de Manchester, en el norte de Inglaterra. El joven detonó un dispositivo de fabricación casera en el vestíbulo del estadio cuando comenzaban a salir los espectadores de la estrella pop, fundamentalmente niños y adolescentes. Agentes registraron ayer el domicilio del atacante británico, hijo de padres libios, y otra vivienda, a la vez que detuvieron a un joven de 23 años. May señaló que el autor del ataque "deliberadamente apuntó contra niños y jóvenes que deberían haber estado disfrutando de una de las mejores noches de sus vidas" y presidió ayer en Londres un comité de emergencias con los altos mandos de la seguridad y la inteligencia del Reino Unido. Los partidos políticos suspendieron los actos previstos en la campaña electoral en vistas a las elecciones generales del 8 de junio.

En las redes sociales, la agrupación Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) afirmó que "uno de los soldados del califato colocó unas bombas entre la muchedumbre" durante el concierto, y su agencia de propaganda afirmó que hay un "equipo" de combatientes tras el atentado.

Este es el atentado más mortífero en suelo británico en 12 años –tras la serie de ataques que se atribuyó Al Qaeda en 2005 en Londres que dejaron 56 muertos– y obliga a la policía de Londres a rediseñar su plan de seguridad para enfrentarse a la amenaza terrorista. A partir de ahora, Scotland Yard prevé vigilar todo tipo de eventos con asistencia reducida que hasta el momento no contaban con presencia policial y aumentará el número de agentes armados que patrullan por la capital.

Líderes e instituciones de todo el mundo condenaron el "bárbaro" y "cobarde" atentado terrorista. Por la noche, decenas de miles de personas asistieron a una vigilia en Manchester. La cantante Ariana Grande, de 23 años, anunció la suspensión de su gira europea y expresó su dolor por el ataque. "Rota. Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho. No tengo palabras", escribió en Twitter, donde tiene casi 46 millones de seguidores.