Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Gobierno y oposición abren el diálogo en Venezuela con la intervención del Papa

El enviado del Vaticano a Caracas anunció que las conversaciones comenzarán en la Isla Margarita el domingo. El acercamiento ocurre en medio de la agudización de la crisis

El gobierno de Venezuela y la oposición acordaron iniciar un diálogo político que comenzará el domingo en la Isla Margarita, a instancias del Papa Francisco, en momentos en que la tensión política en el país llegó a un climax con la suspensión del referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, que llevó a la oposición a endurecer su estrategia.
El enviado del Vaticano a Caracas, el nuncio apostólico en Argentina, Emil Paul Tscherrig, anunció ayer en conferencia de prensa que comenzaba el diálogo luego de mantener un encuentro con representantes de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), con el auspicio de Unasur.
En simultáneo, Maduro se reunía con el pontífice durante una sorpresiva escala en Roma a su regreso de una gira por países árabes a la que acudió para consensuar estrategias que faciliten el repunte del precio del petróleo, commoditie de la que depende la economía venezolana.
"Le di las gracias en el nombre de Venezuela por todo el apoyo para que por fin, definitivamente, se instale una mesa de diálogo entre los distintos factores de la oposición y el gobierno legítimo y bolivariano que yo presido", dijo Maduro a la TV oficial VTV tras el encuentro con Francisco.
En un comunicado, la Santa Sede informó que la reunión entre el Papa y Maduro tuvo como trasfondo "la preocupante situación de crisis política, social y económica" que atraviesa Venezuela, y que el pontífice invitó "a emprender con valentía el camino del diálogo sincero y constructivo para aliviar el sufrimiento de la gente".
El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, destacó, a su vez, que el diálogo llega "en momentos muy duros para el país" por la "operación de secuestro judicial" del revocatorio", pero destacó que Tscherrig "goza de toda nuestra confianza".
La tensión política creció el final de semana en Venezuela, luego de que el Consejo Electoral suspendiera el referendo revocatorio, con el que la oposición buscaba sacar del poder a Maduro, cuya impopularidad llega al 76%, en medio de la aguda escasez de productos básicos y una inflación galopante. El domingo, la Asamblea Nacional, que domina la oposición, declaró que la paralización de la consulta consumó un "golpe de Estado" y anunció acciones para "restituir el orden constitucional", que tiene previsto comenzar a analizar en la sesión de hoy. Aunque la Corte Suprema venezolana vista como un brazo político del gobierno, suele frenar las decisiones legislativas. Frente al cierre del camino institucional, la MUD convocó a sus seguidores a manifestarse en las calles el miércoles y anunció que enviaría una comisión para pedir a la Organización de Estados Americanos (OEA) que aplique en Venezuela la Carta Democrática. El oficialismo había amenazado con levantar la inmunidad parlamentaria y decretar la ilegalidad de la MUD, en una escalada sin precedentes.
"Espero que se ponga el tema económico de la recuperación de Venezuela como punto central. Espero que se imponga el respeto a la Constitución y se abandone el camino del golpismo", expresó Maduro sobre los temas que abordará la mesa negociadora.