Fuerte presión de Obama ante el freno fiscal: "Cuánto más largo sea, peores serán los efectos"

El presidente de EE.UU. habló en cadena nacional en momentos en que su Gobierno debió cerrar sus actividades por falta de fondos. Culpó a los republicanos por la crisis: "Todo por que no les gustó una ley", dijo.

 El presidente estadounidense, Barack Obama, aseguró que el cierre parcial de gobierno iniciado a partir de hoy por falta de acuerdo en el Congreso “no tenía que pasar” y afirmó que “cuanto más largo sea, peores serán los efectos” para la economía.

“Todo porque no les gustó una ley”, sostuvo el mandatario sobre la división que generó la entrada en vigencia desde hoy de la reforma sanitaria aprobada primero por republicanos y demócratas en el Congreso y luego promulgada por la Casa Blanca en 2010.

“Este cierre de gobierno republicano no tenía que pasar”, dijo Obama y agregó que la decisión de una facción más radical de la oposición estuvo fundamentada en “demandas ideológicas”.

El gobierno de Estados Unidos quedó paralizado hoy  por primera vez en 17 años tras el fracaso de las negociaciones entre republicanos y demócratas sobre el presupuesto, dejando en paro técnico a cerca de 800.000 funcionarios.

Esta situación podría agravarse de nuevo dentro de dos semanas si no hay acuerdo político sobre el techo de la deuda.

Cerca de 800.000 empleados públicos considerados no esenciales, de un total de dos millones, tendrán que quedarse en casa sin sueldo hasta nueva orden y también se cerrarán parques nacionales, museos y monumentos, incluyendo la emblemática Estatua de la Libertad. (Click aquí para ver el resto de las áreas que quedarán afectadas)

Pese a las intensas negociaciones en la noche del lunes al martes e idas y vueltas entre el Senado con mayoría demócrata y la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, ningún proyecto de ley de finanzas pudo ser adoptado a tiempo para el inicio del ejercicio presupuestario 2014, el cual inició hoy.

Tags relacionados