Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Francia: una protesta contra Le Pen obligó a desalojar un acto electoral

El mismo se celebraba en la ciudad corsa de Ajaccio, en donde decenas de integrantes del denominado "Colectivo contra el Fascismo" se enfrentaron con militantes del Frente Nacional

Los altercados de hoy en la ciudad corsa de Ajaccio como consecuencia de una protesta contra la candidata ultraderechista a las presidenciales francesas, Marine Le Pen, obligaron a evacuar la sala en la que iba celebrar un acto, que se tuvo que posponer.
 

A casi dos semanas de la primera vuelta del 23 de abril, varias decenas de personas del denominado Colectivo contra el Fascismo que denunciaron la presencia de Le Pen en el Palacio de Congresos de Ajaccio, en la isla de Córcega, se enfrentaron hoy con militantes del Frente Nacional (FN).

Intervinieron las fuerzas de seguridad, quienes desalojaron el espacio previsto para el acto electoral y detuvieron a miembros del grupo que organizó de protesta. En principio se trataría de independentistas corsos.

La intervención de Le Pen comenzó con algo más de una hora de retraso y una parte importante de su discurso lo dedicó a criticar a la Unión Europea (UE) a la que acusó, entre otras cosas, de organizar “la competencia más salvaje y  desleal,  sin control de fronteras”.

Al respecto, se quejó de que la UE “crea las condiciones para una deslocalización” de la actividad hacia los países con menor costo laboral, al tiempo que subrayó que en su interior hay países como Bulgaria con salarios inferiores a los de China. También responsabilizó a la UE, con su “ideología librecambista” de amenazar las “identidades de los pueblos” porque para Bruselas esas identidades “son un freno a su lógica mercantilista”.

Marine Le Pen dijo que la situación de crisis social y económica que se vive en Grecia, “es el resultado de la UE  y de sus políticas de austeridad”, y afirmó que si gana las elecciones en el balotaje del próximo 7 de mayo, al día siguiente irá a Bruselas a comunicar su postura. Asimismo, señaló que negociará con determinación y que al final del proceso convocará un referéndum para que los franceses se pronuncien directamente sobre las relaciones futuras de Francia con Europa.

“Si las negociaciones son un éxito -precisó-, propondré a los franceses que nos quedemos en una Unión Europea totalmente reformada. Si han sido insuficientes, les propondré salir para crear otra forma de cooperación entre nacionales libres que puedan comerciar lealmente sin poner en peligro sus intereses vitales”.

La candidata de la extrema derecha criticó a sus dos principales rivales, el liberal Emmanuel Macron -que en su opinión “esconde la realidad terrorífica de su programa detrás de una cortina de humo”-, y al ex primer ministro conservador Francois Fillon, a quien le reprochó haber incumplido sus promesas electorales cuando llegó al poder.