Fracasa la investidura de Sánchez como jefe de Gobierno español

Sánchez lamentó la pérdida de una "histórica oportunidad" para formar un Ejecutivo de izquierdas al no contar con el apoyo de Unidas Podemos en la segunda votación en el Congreso. El rey Felipe definirá si da un período de dos meses para determinar si puede haber otra candidatura o si se celebran nuevas elecciones.

La investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno español fracasó hoy al abstenerse la formación de izquierdas Unidas Podemos (UP), lo que impidió al líder socialista español alcanzar la mayoría en la segunda y última votación que tuvo lugar en el Congreso.

Sánchez obtuvo 124 votos a favor, frente a 155 negativos y 67 abstenciones.

La votación se realizó tras un debate entre dirigentes socialistas y el líder de UP, Pablo Iglesias, que se acusaron mutuamente por el fracaso de las negociaciones para un Gobierno de coalición.

Sánchez constató que "el acuerdo no ha sido posible" y lamentó la pérdida de una "histórica oportunidad" para formar un Ejecutivo de izquierdas y aseguró que quería formar coalición con UP pero "no a cualquier precio", y le reprochó a Iglesias que quisiera entrar al Gobierno español "para controlarlo".

La última campaña electoral con los favoritos, donde ganó Sánchez
¿Y ahora qué?

Se inicia un período de dos meses para determinar si puede haber otra candidatura o si se celebran nuevas elecciones.

En las próximas horas, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, deberá comunicarle al rey Felipe que la investidura de Sánchez fracasó, por lo que queda desactivada su candidatura a la jefatura del gobierno. 

A partir de ahí, el rey tiene que decidir si convoca en este momento una nueva ronda de consultas o, lo más probable, si da un período a los partidos para saber más adelante si hay opciones de proponer otra vez una candidatura a la investidura. Según el artículo 99 de la Constitución, el periodo con el que se cuenta para intentar otra investidura es de dos meses desde la votación fallida del pasado martes.

O sea que la fecha límite es el 23 de septiembre, y en caso de que para entonces no hubiera sido posible una investidura, un día después se convocarían nuevas elecciones legislativas, que se celebrarían el 10 de noviembre.

España ya vivió una situación similar hace tres años, cuando de las elecciones de diciembre de 2015 salió una victoria del conservador Partido Popular (PP), pero sin mayoría. Sánchez cerró un pacto de gobierno con el liberal Ciudadanos, pero se encontró con el rechazo del Partido Popular y de UP.

Tras varios meses de incertidumbre, en junio de 2016 hubo una repetición de los comicios que dieron la victoria al PP y permitieron continuar en el poder a su entonces líder, Mariano Rajoy.

El fracaso de hoy convierte a Pedro Sánchez en el primer candidato a la Presidencia del Gobierno desde 1978 con dos investiduras fallidas en su haber y, en ambas ocasiones, ha sido con el voto contrario de UP, el partido a la izquierda del PSOE.

Sánchez llegó al poder en junio de 2018 tras lograr otro hito: triunfar en la primera moción exitosa en la democracia española reciente, que desalojó a Rajoy del poder, y para la que sí tuvo el apoyo de UP y de otros partidos nacionalistas y regionalistas.

 

Tags relacionados