Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Expectativa por la visita de Obama a Vietnam, 41 años después del fin de la guerra

El mandatario arribó este mediodía y pasará tres días en el país asiático. Luego, viajará a Japón. 

Expectativa por la visita de Obama a Vietnam, 41 años después del fin de la guerra

El presidente de los Estados Unidos Barack Obama llegó este domingo a Vietnam para una visita de tres días que busca convertir a un antiguo enemigo en un nuevo  socio y ayudar a contrarrestar los crecientes signos de  autoridad de China en la región.          

Obama busca fortalecer vínculos económicos y de defensa con  los gobernantes comunistas, cuatro décadas después de una guerra que dividió a la opinión pública en los Estados Unidos, además de  insistir en asuntos de derechos humanos, dijeron asesores.                 

El viaje ha sido precedido por un debate en Washington sobre si Obama debe aprovechar la visita para retirar un embargo de  armas a Hanói, que es uno de los últimos vestigios de la  enemistad de los tiempos de la guerra.                 

La medida molestaría a Pekín, que desconfía de los intentos de Estados Unidos de fortalecer los lazos militares con sus vecinos asiáticos en momentos de creciente tensión en el  disputado Mar de la China Meridional. Sin embargo, no se ha  comunicado aún una decisión final sobre el asunto.                 

El historial de violaciones a los derechos humanos de  Vietnam es un asunto de conflicto con Estados Unidos, pero el  gobierno de Obama parece cada vez más inclinado a dar a Hanói  algo de margen para poder establecer una fuerza disuasiva frente  a Pekín.                 

"Nadie se hace ilusiones", dijo Evan Medeiros, un exasesor de Obama en asuntos asiáticos. "Este viaje envía una importante  señal a China sobre el interés de Estados Unidos en la región y  su creciente preocupación por el comportamiento chino".                 

El gobierno de Vietnam dijo a comienzos de mes que levantar el embargo demostraría confianza mutua y que comprar armas a sus  socios es "normal".                 

Hay muchas expectativas por la llegada de Obama a un país con una enorme población joven, entusiasmada por tener lazos más cercanos con Estados Unidos y desconfiada por la dependencia económica de la impopular China.

Fuente: Reuters