Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Ex ministro de Economía de Lula y Dilma fue detenido por juez de la causa Petrobras

Fue arrestado cuando acompañaba a su esposa en un sanatorio de San Pablo. Quedó libre pero seguirán investigándolo. El economista negó las acusaciones

Mantega es conducido por policías en San Pablo

Mantega es conducido por policías en San Pablo

La policía brasileña arrestó ayer por algunas horas a Guido Mantega, poderoso ministro de Economía durante las presidencias de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, en el marco de la causa por millonarios sobornos en la estatal Petrobras, que avanza cercando a los principales líderes del Partido de los Trabajadores (PT).

La orden de arresto que emitió el juez federal de Curitiba Sergio Moro, que llevó a su detención en un hospital de San Pablo, fue revocada luego por el mismo magistrado para permitirle acompañar a su esposa, sometida ayer a una cirugía por una grave afección.

La justicia investiga si Mantega pidió en 2012 unos u$s 2 millones para saldar deudas de campaña del PT al empresario Eike Batista, según explicó ayer el procurador Carlos Dos Santos Lima en una rueda de prensa. Los valores "se canalizaron al exterior a través de un contrato de objeto falso entre la empresa de Batista y firmas de la pareja Santana", añadió en referencia a Joao Santana y su esposa Mónica Moura, que realizaron campañas publicitarias para el PT, y rinden cuentas ante la justicia en la causa Petrobras. Batista, que fue uno de los empresarios más ricos de Brasil hasta que pidió la quiebra de sus compañías, brindó su testimonio ante la Fiscalía.

"Eike falsificó balances y engañó a todo el mundo con sus negocios. Ahora está mintiendo sobre la versión de los sobornos", se descargó Mantega, de 67 años, ante colaboradores tras ser liberado, según OGlobo.

La detención ocurrió dos días después de que Moro aceptara los cargos por corrupción y lavado de dinero contra Lula y cuando el PT intenta reponerse del trauma que le propinó la destitución de Dilma Rousseff en plena campaña para los comicios municipales de octubre.

Nacido en Italia, Mantega condujo la economía de Brasil durante nueve años desde 2006, y fue reemplazado por Joaquim Levy cuando Dilma asumió su segundo mandato. Durante su larga gestión, aplicó medidas ortodoxas que enderezaron las cuentas públicas en el primer mandato de Lula, lo que permitió a Brasil aprovechar los años de bonanza de las materias primas y situó al país entre las siete mayores economías del mundo. Ganó reconocimiento internacional al capear la crisis desatada en 2008 con una serie de incentivos al consumo y a los sectores industriales más amenazados por el desempleo.

A partir de 2011 comenzaron a lloverle críticas con la desaceleración de la economía, que luego se sumergió en una recesión. Mantega presidió también el directorio de Petrobras en los años en que fueron desviados unos u$s 2.000 millones, según la investigación judicial. El economista estuvo vinculado al PT desde los años 90, fue el artífice del programa económico de Lula durante sus tres campañas presidenciales y ayudó a elaborar el programa económico del Gobierno del PT.