Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Ex funcionaria de Odebrecht asegura que pagar coimas era una práctica antigua en la empresa

Conceicao Andrade, ex funcionaria del departamento financiero de Odebrecht, afirmó que el pago de coimas era una práctica antigua de la empresa, en una entrevista a la televisión brasileña.

Conceicao, que trabajó once años en la firma, aseguró poseer una lista referente al año 1988 con más de 500 nombres, entre ex ministros, ex gobernadores, ex alcaldes, senadores y diputados, vinculados a obras en las que supuestamente se pagaron sobornos.

Aunque no hay pruebas de que esos pagos fueron por coimas y de que los políticos en esa lista, cuyos  nombres no se divulgaron, cometieron alguna ilegalidad. La Policía Federal (PF) señaló al programa ‘Fantástico’ de la TV Globo que se comprueba su autenticidad, los documentos se incorporarán al banco de datos de la Operación Lava-Jato, que investiga un esquema de corrupción millonario en Petrobras, pero que probablemente no podría procesarse a nadie porque los crímenes habrían prescripto.

El programa de TV explicó que en septiembre de 2015 Conceicao entregó el documento a un diputado federal del Partido de los Trabajadores (PT), que la envió a la comisión de investigación parlamentaria (CPI) de Petrobras y al ministerio de Justicia, que posteriormente la encaminó a la PF. Esa fuerza las habría transferido a la Oficina de Represión a Crímenes Financieros, en Paraná, para vincularlas con la Operación Lava-Jato.

Esa semana, los investigadores aprehendieron otras listas de donaciones realizadas por Odebrecht con al menos 284 nombres de políticos. Las planillas con las supuestas transferencias estaban en manos de Benedicto Barbosa Silva Junior, presidente de Odebrecht Infraestructura.

El juez Sergio Moro, a cargo de la investigación, decretó el sigilo sobre el proceso al que se unieron esos archivos, que deberán ir al Supremo Tribunal Federal (STF). No se pudo determinar si esas donaciones fueron legales o no.