Evo en la Argentina: el gobierno boliviano reclama que "no tenga un micrófono abierto para hacer política"

La canciller del vecino país, Karen Lonagric,  dijo que espera que Morales se abstenga de hacer manifestaciones que puedan desestabilizar la gestión interina.

Tras obtener la confirmación oficial del arribo de Evo Morales a la Argentina por parte del encargado de negocios de la Embajada de Bolivia, la canciller, Karen Longaric, declaró: “Esperemos que Argentina cumpla rigurosamente con los principios y las normas del refugio y no como ocurrió en México, donde Evo Morales tenía un micrófono abierto para hacer política".

Durante su asilo en México, Evo volvió sobre sus denuncias de golpe de Estado, dijo que no abandonada la política boliviana  y acusó al oficialismo de haber atentado contra su vida en el contexto de un accidente en el helicóptero en el que viajaba el pasado 4 de noviembre. Sus declaraciones en varios medios de comunicación, generaron tensiones entre el gobierno interino de Jeanine Añez, otros sectores opositores a Morales como Carlos Meza –su rival en las elecciones del 20 de octubre–, y el gobierno mexicano.    

Crisis en Bolivia: crece la presión para llamar a elecciones

En este sentido, Longaric dijo que espera que el gobierno argentino no le permita a  Evo hacer "manifestaciones ni actos políticos" que conlleven "desestabilizar" el gobierno interino de Áñez, del que hoy se cumple el primer mes.
Además, Longaric manifestó que el gobierno boliviano espera "un relacionamiento seguramente básico, pero respetuoso" con el presidente Alberto Fernández, quien ya dijo que no reconoce al gobierno de Áñez.

El secretario en funciones del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental,  Michael Kozak, evitó referirse al gobierno argentino, aunque minutos después de conocerse el hecho escribió en Twitter: “Evo renunció porque sabía que el pueblo boliviano no aceptaría una elección fraudulenta, con serias irregularidades como ‘alteraciones en las actas y falsificación de firmas’ por parte de sus funcionarios electorales. Su versión puede cambiar, pero los hechos no. #NoAlFraude , en línea con la postura del gobierno estadounidense con respecto a Morales.

Evo Morales está en la Argentina y se quedará como refugiado

La llegada de Evo a la Argentinaacompañado por el ex vicepresidente Álvaro García Linera, el ex canciller Diego Pary, la ex ministra de Salud, Gabriela Montaño y Sacha Llorenti, ex embajador de Bolivia ante las Naciones Unidas– se produce sólo a 5 días de que su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS) lo nombrara como jefe de campaña de cara a las próximas elecciones  de 2020. “Elegiremos a un candidato unitario y nuevamente ganaremos las elecciones en primera vuelta. Gracias por no abandonarme, yo siempre estaré con ustedes. Juntos seguiremos haciendo historia como hasta ahora ¡Unidos venceremos! , había escrito en su cuenta de Twitter.

Luego de su llegada a la Argentina –viajó desde Cuba por motivos de salud– Morales escribió: "Hace un mes llegué a México, país hermano que nos salvó la vida, estaba triste y destrozado. Ahora arribé a Argentina, para seguir luchando por los más humildes y para unir a la #PatriaGrande, estoy fuerte y animado. Agradezco a México y Argentina por todo su apoyo y solidaridad", escribió Morales en Twitter.

“Para nosotros es una obligación ética y moral y un derecho humano brindarle asistencia a alguien que es un perseguido político. No tiene condiciones para vivir en Bolivia en este momento", dijo el ministro de Relaciones Exteriores Felipe Solá.
 

Tags relacionados

Más de Internacionales

Noticias del día