Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Europa debate el futuro de la deuda griega

Grecia y Francia exigieron medidas de alivio para una deuda que es casi el 180% del PBI. Alemania se opone.

Europa debate el futuro de la deuda griega

El contexto no invita a añadir una nueva crisis en la Unión Europea, un día después de un referéndum constitucional en Italia, cuyo resultado podría sacudir los mercados financieros, y meses antes de elecciones legislativas cruciales en Holanda, Francia y Alemania en un momento de auge ultraderechista.

Es así que la espinosa cuestión de la deuda griega será el centro de la reunión que los ministros de Finanzas de la zona euro tendrán el lunes, aunque no se espera un acuerdo por la oposición de Alemania a realizar concesiones a Grecia, meses antes de las  cruciales elecciones legislativas germanas

En Abu Dabi, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el presidente francés, François Hollande, exigieron hoy la adopción de medidas de alivio de la deuda griega para antes de fin de año. Deuda que se sitúa en torno al 180% de su PIB, unos 315 millones de euros.

Desde 2010, Grecia está sumida en un rescate financiero a cambio de duras reformas fiscales reclamadas por sus acreedores -la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Sin embargo, el FMI rechaza participar en el vigente tercer plan de ayuda si los europeos no abordan una reducción de la deuda griega.

Pero el Eurogrupo podría no ser concluyente", reconoció el jueves el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quien días antes en Atenas se había mostrado optimista sobre "un acuerdo global antes de final de año" la Eurozona provocó el rechazo .  

Para el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, para quien Grecia puede recuperarse si aplica las reformas reclamadas y alcanza un objetivo de excedente primario (excluyendo los intereses de la deuda) del 3,5% en 2018. 

Para el FMI, este objetivo "irreal" podría alcanzarse si los griegos adoptan nuevas medidas de rigor, incluso después del fin del programa de ayuda en 2018, una opción rechazada por Atenas el jueves.  

Una propuesta en esta línea podría provocar que Grecia abandonara la mesa de negociación, señaló una fuente europea cercana a las negociaciones, lo que abriría la puerta a otra reunión de los ministros en diciembre.

Para evitar una nueva crisis, los griegos podrían aceptar esfuerzos adicionales a cambio de discusiones sobre su deuda. E, incluso, los ministros podrían "plantear" medidas de alivio de la deuda más importantes para 2018, espera Moscovici.

Estancamiento y gasto público

El alivio de la deuda griega no ser  el único tema  controvertido. La propuesta de la Comisión Europea de aumentar el gasto público en un 0,5% del PIB en la Eurozona provocó el rechazo especialmente de Alemania y Holanda, los dos únicos países en  medida de llevarlo a cabo.

Tras años de una impopular política de austeridad, que impulsó el sentimiento antieuropeo en el bloque, el objetivo de Moscovici es estimular el crecimiento en la zona euro en su conjunto.

"El papel de la Comisión es evaluar si los presupuestos de cada uno de los países corresponden a las reglas europeas", advirtió en el parlamento alemán el ministro Wolfgang Schäuble.

 En la misma línea, para su homólogo holandés y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, "corresponde a cada Estado decidir qué hace con su margen presupuestario".

Según una fuente diplomática, la propuesta del ejecutivo comunitario busca entender la "zona euro como un conjunto", en la línea de los principios de la Unión Monetaria.

Aunque los diferentes gobiernos nacionales son los encargados de fijar su política fiscal, estas deberían ser "coordinadas" entre los 19 países del euro, añadió.