Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Europa absorbe el impacto del Brexit pero tiembla por Trump

El crecimiento de la Eurozona se mantuvo estable tras el referendo británico. Sus líderes temen que la política de Trump afecte la economía por caída de exportaciones

El vicepresidente electo de EE.UU., Pence ingresa a la Torre Trump

El vicepresidente electo de EE.UU., Pence ingresa a la Torre Trump

La Unión Europea absorbió mejor de lo que se preveía el impacto de la decisión del Reino Unido de romper con el bloque, pero ahora teme que el plan proteccionista que prometió poner en práctica el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, afecte su desarrollo económico en 2017.

Por eso los líderes europeos, con Alemania a la cabeza, no dejaron en los últimos días de enviar mensajes al republicano, con advertencias sobre la conveniencia de apegarse a los acuerdos multilaterales de comercio, el modelo que venía siguiendo el mandatario saliente Barack Obama.

La canciller alemana Angela Merkel aseguró ayer estar convencida de que "debemos dar forma a la globalización de una manera multilateral" y criticó el modelo proteccionista que se impulsa desde el otro lado del Atlántico. Merkel es una de las principales impulsoras de la Asociación Transpacífica para el Comercio y la Inversión, ambicioso acuerdo comercial que negocian la UE y EE.UU., y que seguramente se desmoronará en el gobierno de Trump.

Ayer se conocieron las cifras de crecimiento económico de la zona Euro, que se mantuvo estable en el tercer trimestre, después del referendo británico que abrió lugar al Brexit en junio. El PBI se expandió 0,3% entre julio y septiembre, igual que en el segundo trimestre.

Pero la incertidumbre en torno a la política comercial que pondrá en marcha Trump cuando asuma el 20 de enero está afectando la confianza en la zona Euro, lo que aumenta la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) sostenga su política monetaria laxa para impulsar el crecimiento. La promesa de renegociar acuerdos comerciales como el NAFTA, retirar a EE.UU. del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica y subir los aranceles a China pusieron nerviosos a grandes exportadores como Alemania, que creció 0.2% en el tercer trimestre, por debajo de lo esperado por la desaceleración del comercio exterior.

El vicepresidente del BCE, Vítor Constancio, aseguró que la intención del republicano de recortar impuestos y gastar más para impulsar la economía interna podría dañar las exportaciones de Europa y aumentar los "riesgos políticos", en una referencia al incremento del apoyo a los partidos euroescépticos y nacionalistas en los países de la zona Euro.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que calificó como "perfectamente asquerosa" la campaña de Trump, se preguntó ayer si una vez que asuma el cargo cederá a las promesas de "aislamiento total". Aunque luego admitió su escepticismo en cuanto a que el magnate "ponga fin a las relaciones" entre la UE y EE.UU., dos socios cuya alianza "es necesaria para la estabilidad" global. Por su parte, el jefe de la ONU, Ban Ki-moon y el presidente francés Francois Hollande instaron a Trump a mantener los compromisos en materia climática, frente las posiciones negacionistas del republicano en ese tema.