Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

España: Rajoy insiste en una gran coalición con PSOE y Ciudadanos

Spain's acting prime minister and People's Party (PP) leader Mariano Rajoy waves to supporters at party headquarters after Spain's general election in Madrid

Spain's acting prime minister and People's Party (PP) leader Mariano Rajoy waves to supporters at party headquarters after Spain's general election in Madrid

El PP apuesta por intentar formar un Gobierno con "partidos constitucionalistas" y Rajoy hablará primero con el PSOE para buscar un "acuerdo de mínimos" en un plazo de un mes.

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha subrayado hoy que intentará no sólo asegurarse la investidura, sino "arbitrar una fórmula de gobierno" que garantice una mayoría suficiente para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2017, aprobar las leyes pendientes y atender los compromisos y retos europeos como el derivado del Brexit.

"Le corresponde intentar formar Gobierno a PP, porque ha ganado las elecciones. Esperamos hacerlo a finales de julio", ha indicador en una comparecencia tras la reunión del Comité Ejecutivo. "Los ciudadanos nos han vuelto a decir: dialoguen, hablen y pacten", ha añadido.

Preguntado sobre su continuidad, ante la negativa de Ciudadanos a apoyarle, Rajoy ha dicho que no se plantea abandonar ya que "sería el primer presidente de la historia al que, ganando unas elecciones, los que pierden le dicen que se vaya". También descarta unas terceras elecciones. "Sería inaudito que no se pudiera formar Gobierno y que tuviéramos que ir a unas terceras elecciones", ha dicho.

Rajoy, que ha destacado que el PP ha sacado 2,5 millones de votos sobre el segundo partido más apoyado, ha explicado: "Mi mano sigue estando tendida para garantizar ese gobierno de la estabilidad". Además, ha declarado que él apuesto por un gobierno estable, para cuatro años y con un programa cerrado.

El presidente en funciones ha dicho que España necesita "un gobierno con un sólido apoyo parlamentario, un gobierno estable". "Para esto se necesita un mínimo entendimiento en cuatro o cinco asuntos y voy a hacer cuanto esté en mis manos para conseguirlo. Hablaré con todas las fuerzas políticas,primero con el PSOE, ha señalado también en una entrevista con la Cope.

El presidente del Ejecutivo en funciones no descarta "absolutamente nada" para su investidura, tampoco un pacto con Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria, con los que sumaría 175 diputados -un escaño menos de la mayoría absoluta-. Pero "en temas fundamentales necesitamos al PSOE", ha recalcado.

Rajoy ha contado que Sánchez le llamó anoche para felicitarle por el resultado electoral y le trasladó que tenían que verse "pronto". "Él me dijo que estaba de acuerdo en que tuviéramos una conversación, pero no entramos en ningún tema de fondo porque tampoco tocaba". "Sí hay una voluntad de hablar". También ha comentado que recibió un mensaje de felicitación de Rivera e Iglesias.

Un plazo de un mes para alcanzar unos mínimos

Dado que el próximo 19 de julio se constituirá el Parlamento de la XII Legislatura, en un mes ya debería haber "un acuerdo de mínimos" que facilitara las cosas al Rey en las consultas que mantendrá con los representantes de los diversos partidos para proponer un candidato a la investidura.

Para el presidente en funciones, el pueblo español "ha acertado" al elegir como primera y segunda fuerza a los dos grandes partidos del país que han "protagonizado" su transformación de los últimos cuarenta años. "Dar por muertos a esos dos partidos no parece lo más razonable", ha subrayado el líder del PP.

Respecto al resultado de Unidos Podemos, ha señalado que los ciudadanos "se han dado cuenta", por ejemplo por su gestión en algunos ayuntamientos, que "una cosa es predicar y otra dar trigo". También en esto han acertado los españoles, dice, porque las recetas de Podemos no sirven en la Europa actual.