Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Escocia propone un nuevo referéndum para independizarse de Londres

por  AFP/NA

1

El gobierno regional escocés buscará organizar un nuevo referéndum de independencia del Reino Unido en respuesta a la decisión de Londres de romper con la Unión Europea (UE), lo que augura fuertes fricciones con la primera ministra conservadora Theresa May.
"Puedo afirmar que la semana que viene se publicará el proyecto de ley del referéndum de independencia para consultas", dijo ayer la jefa del Ejecutivo escocés, Nicola Sturgeon, en el congreso anual del Partido Nacional Escocés en Glasgow. En la consulta de septiembre de 2014 se impuso la decisión de seguir en el Reino Unido por 55% a 45%, pero en el referéndum de junio en el que los británicos aprobaron el Brexit, los escoceses votaron masivamente por quedarse en el bloque. Desde entonces, Sturgeon advirtió que analizaría "todas las opciones" para proteger a Escocia. "Nos enfrentamos a una ruptura dura (con la UE) impuesta por el ala más derechista del Partido Conservador", afirmó la líder escosesa, que acusó a la primera ministra de "no tener el mandato para sacar del mercado único a ninguna parte del Reino Unido". Calculó que esa opción amenazaría 80.000 empleos en Escocia.
Pero May reiteró en el congreso de los conservadores la semana pasada que el Brexit no será objeto de negociación. "Nunca permitiré que unos nacionalistas divisivos minen la valiosa unión entre las cuatro naciones del Reino Unido", advirtió. "Escocia no eligió estar en esta situación. Su partido nos llevó hasta aquí", retrucó Sturgeon, y acusó al gobierno de practicar la "xenofobia".
May quiere invocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa en marzo de 2017, como muy tarde, y abrir así el periodo de dos años de negociaciones de salida de la UE. El gobierno conservador dio a entender que priorizará el control de la inmigración europea por encima de la pertenencia al mercado único, a pesar de que las autoridades comunitarias rechazan negociar esos puntos por separado. Las tensiones aumentaron los temores por el futuro económico del Reino Unido que se tradujeron en un desplome de la libra.