Erdogan: "Cambiar a una moneda extranjera sería ceder ante el enemigo"

El presidente turco volvió a urgir a los turcos a cambiar dólares, euros u oro por liras en los bancos. Y llamó, además, a boicotear los productos electrónicos de EE.UU.

El presidente turco, Tayyip Erdogan, llamó este martes "mantener una posición firme" en la disputa que mantiene con EE.UU. y anticipó que "boicoteará los productos electrónicos procedentes de ese país".

Erdogan afirmó que Turquía ha estado "tomando las medidas necesarias con respecto a su economía", en medio de una exacerbada caída de la lira por el enfrentamiento con Washington, pero señaló que "era importante mantener una posición política firme".

La lira turca rebota un 5% luego de dos días en caída libre https://t.co/R9MhhPtrF3 pic.twitter.com/3kCtFhPI4S

— Cronistacom (@Cronistacom) August 14, 2018

El mandatario dijo, además, que su país boicoteará los productos electrónicos procedentes de Estados Unidos, que impuso sanciones y elevados aranceles contra Ankara en el marco del conflicto por la detención de un pastor evangélico.

Y volvió a urgir a los turcos a cambiar dólares, euros u oro por liras en los bancos. "Cambiar a una moneda extranjera significaría ceder ante el enemigo, dijo.

Erdogan volvió a urgir a los turcos a cambiar dólares, euros u oro por liras en los bancos. "Cambiar a una moneda extranjera significaría ceder ante el enemigo", aseveró.

Las tensiones entre los dos aliados miembros de la OTAN fueron en aumento estos últimos días, con airadas declaraciones, sanciones, amenazas de represalias, y hasta el aumento de los gravámenes estadounidenses a la importación del acero y el aluminio turcos, llevándose por delante a la lira turca.

En el centro de esta batalla se encuentra el pastor estadounidense Andrew Brunson, actualmente juzgado en Turquía por "terrorismo" y "espionaje", en arresto domiciliario desde julio tras un año y medio de detención.

Turquía anuncia un paquete de medidas para frenar la caída de la lira https://t.co/OOiWVz3n6q pic.twitter.com/ycOYO22tW8

— Cronistacom (@Cronistacom) August 14, 2018

Washington pide la liberación inmediata del pastor Brunson que se enfrenta a 35 años de prisión, mientras que Turquía pide la extradición de Fethullah Gülen, predicador turco establecido desde hace unos 20 años en suelo estadounidense y al que Ankara atribuye el golpe de Estado fallido de julio de 2016.

Además de estas tensiones, los economistas ven con preocupación el control de la economía de Erdogan que reforzó su poder tras su reelección el pasado junio. 

Tags relacionados