Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Trump cumple un año en la presidencia con su gobierno "paralizado"

Se convirtió esta madrugada en el primer mandatario del país que afronta un cierre de su administración pese a que su partido controla las dos Cámaras. El Senado tumbó anoche una propuesta para financiar al gobierno hasta el 16 de febrero.

Trump no logró un acuerdo con los demócratas en el Senado para destrabar la ley de presupuesto.

Trump no logró un acuerdo con los demócratas en el Senado para destrabar la ley de presupuesto.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebra hoy su primer año en la Casa Blanca con una derrota aplastante: su incapacidad para el diálogo lo convirtió esta madrugada en el primer mandatario del país que afronta un cierre de gobierno pese a que su partido controla las dos Cámaras.

El mandatario tenía planeado viajar a su residencia Mar-a-Lago en Palm Beach para celebrar con una gran fiesta el primer aniversario de su gobierno, pero la posibilidad de un cierre parcial por falta de fondos lo obligó a quedarse.

"Este es el primer aniversario de mi presidencia y los demócratas quisieron darme un bonito presente", escribió esta mañana, con ironía, en Twitter.

El Senado tumbó anoche una propuesta para financiar al gobierno hasta el 16 de febrero, un nuevo parche para prolongar la negociación entre republicanos y demócratas para un presupuesto definitivo. Es que el año pasado, Trump no logró aprobar una ley de presupuesto anual y, por eso, desde octubre, cuando terminó el año fiscal 2017, tiene que redactar y votar leyes parches para permitir que el gobierno siga funcionando.

La negociación del nuevo presupuesto anual está atada a la regularización de unos 800.000 jóvenes indocumentados que se quedaron sin protección después de que Trump derogara el decreto firmado por su antecesor, Barack Obama, que los protegía y que expira el próximo 5 de marzo. Los demócratas condicionaban su apoyo al presupuesto a que Trump y los republicanos accedieran a regularizarlos, pero no lograron convencerlos.

El líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, durante la conferencia de prensa donde anunció el fracaso de las negociaciones con los republicanos.

"Los demócratas están mucho más preocupados por los inmigrantes ilegales que por nuestros excelentes militares o la seguridad de nuestra peligrosa frontera sur. Podrían haber hecho un trato fácil pero en vez de eso decidieron jugar a la política del cierre", escribió Trump en otro tuit, y llamó a sus seguidores a votar "más republicanos" en 2018 para poder ordenar las cuentas.

Se trata del primer cierre del gobierno desde octubre de 2013, cuando Obama afrontó 16 días de parálisis por el bloqueo que ejercieron los republicanos. El entonces mandatario debió suspender más de 800.000 trabajadores públicos considerados "no esenciales". Cerró museos y parques nacionales y canceló tratamientos experimentales en los centros médicos de investigación federales.

Trump dijo que intentará minimizar el impacto en el pueblo estadounidense evitando, por ejemplo, el cierre de los parques nacionales. Sin embargo, la Casa Blanca ya anunció que prescindirá de más de un millar de sus 1.715 trabajadores y el jefe del Pentágono, James Mattis, dijo que algunas operaciones militares de inteligencia quedan suspendidas a la espera de fondos, informó la agencia EFE.

En un comunicado emitido tras la votación de ayer, la Casa Blanca advirtió a los demócratas que "no negociará" el estatus de los "soñadores" para lograr nuevos fondos y que no se sentará a hablar de la reforma migratoria hasta que desbloqueen la situación. "No negociaremos el estatus de inmigrantes ilegales mientras los demócratas mantienen a nuestros ciudadanos legales rehenes de sus insensatas demandas. Este es un comportamiento de perdedores obstruccionistas, no de legisladores", sostiene la nota.

Con el gobierno paralizado, demócratas y republicanos negocian a contrarreloj para tratar de alcanzar una solución que no los haga ver como los responsables del cierre del Ejecutivo. "Cuando me reuní con él (Trump) llegué a creer en un acuerdo, lo mismo ocurrió al tratar con los republicanos. Pero el presidente no ha querido que haya pacto. Él ha sido el culpable", afirmó el líder de la bancada demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

Los dos partidos son conscientes de que se enfrentan a elecciones al Congreso en noviembre y mientras los demócratas no quieren arriesgar los escaños que ponen en juego, los republicanos no quieren ser vistos como incapaces de gestionar su mayoría. De hecho, es la primera vez en la historia que un cierre de gobierno ocurre con un mismo partido controlando las dos cámaras y la Casa Blanca.

El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, ya inició los trámites para llevar a votación una nueva propuesta para financiar al gobierno hasta el 8 de febrero, en lugar del 16, aunque no está claro que tenga el apoyo de los demócratas.

Trump, por su parte, en lugar de celebrar el primer aniversario de su Presidencia en su mansión de Palm Beach deberá sentarse a dialogar con sus rivales para evitar una derrota mayor.

Más notas de tu interés

Comentarios3
Chris MB
Chris MB 21/01/2018 03:52:02

La economia repunta, ¿qué otra cosa podrían hacer del otro bando? Nunca votaría a Trump, pero si la mayoria lo votó, hay que dejarlo gobernar. O se convierten en mafia.

Mariano Medina
Mariano Medina 21/01/2018 10:54:31

La prensa sigue soñando con que a donald trump le vaya mal. es el mejor presidente de todos los tiempos, los numeros lo avalan en cualquier indicador que se mida.

Bobby Frogone
Bobby Frogone 20/01/2018 06:40:42

Donald, any body told you " It seems you are an ass hole "