Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

En la primera reunión sin Gran Bretaña, la UE pone condiciones para negociar

El Consejo Europeo dio un "no" contundente a Cameron a la pretensión de modificar las reglas de inmigración del bloque. El Reino Unido busca al nuevo Primer Ministro

Ángela Merkel junto a jefes de Estado de Polonia, Bélgica y Luxemburgo

Ángela Merkel junto a jefes de Estado de Polonia, Bélgica y Luxemburgo

Los mandatarios de Europa se reunieron por primera vez sin la presencia de un representante de su socio en retirada, el Reino Unido. El Consejo Europeo marcó las "líneas rojas" para unas eventuales negociaciones post renuncia al bloque.
El jefe de gobierno británico, David Cameron, había dicho que, aunque se marcharan, querían mantener "una relación económica lo más cercana posible" dentro del mercado único.

Para ello pidió que la Unión Europea reformara primero "la libertad de circulación" de personas, uno de los temas claves de la campaña del referéndum británico en el que venció la opción de abandonar el bloque.

La respuesta de sus socios ayer fue contundente: "No habrá un mercado único a la carta", según palabras del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.
Para los mandatarios, el acceso al mercado interior supone el respeto de sus cuatro libertades, esto es la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.

El Reino Unido deberá "contribuir financieramente" si quiere seguir comerciando sin trabas con los otros 27 países de la UE, aseguró el francés, François Hollande.
Otro frente de conflicto se generó con Escocia donde hay iniciativas para permanecer en Europa.

Por ese motivo, la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon fue a Bruselas, donde se reunió con el jefe del ejecutivo europeo, Jean-Claude Juncker.
Sturgeon , que no estaba invitada al Consejo Europeo, consideró "democráticamente inaceptable" que Escocia salga de la UE "contra su opinión".

No obstante, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, se opuso a que Escocia intervenga en las negociaciones sobre la salida de Reino Unido, ya que considera que esta es una competencia de Londres.

En tanto, el Partido Conservador abrió el proceso para suceder a Cameron al frente del Gobierno. El ex alcalde de Londres, Boris Johnson, es el principal favorito, aunque la mejor posicionada en la operación "Cualquiera, menos Boris", bautizada por la prensa británica, es la ministra del Interior Theresa May. El otro candidato es el ministro de Empleo, Stephen Crabb, el único que anunció públicamente su postulación.