Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

En Gran Bretaña rechazan el pago de 100.000 millones de euros para concretar el Brexit

En Gran Bretaña rechazan el pago de 100.000 millones de euros para concretar el Brexit

La premier británica, Theresa May, acusó a políticos y funcionarios europeos de querer influir en las elecciones generales del 8 de junio haciendo amenazas sobre el Brexit, luego de que el diario británico Financial Times estimara en 100.000 millones de euros el monto que Londres debería pagar por abandonar el bloque comunitario –casi el doble del cálculo original–.

El martes, un diario alemán difundió la tensa reunión que mantuvieron May y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, la semana pasada sobre las negociaciones de la salida británica de la Unión Europa (UE) y apuntó que tras el encuentro, Juncker habría dicho que las negociaciones del Brexit tenían un 50% de probabilidades de fracasar.

"La postura negociadora británica fue tergiversada por la prensa continental, la Comisión Europea ha endurecido su posición en la negociación", dijo May. Su ministro para el Brexit, David Davis, aseguró: "No pagaremos 100.000 millones. Lo que tenemos que hacer es discutir en detalle cuáles son los derechos y las obligaciones".

Mientras que el negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, desveló sus planes para las negociaciones del divorcio con Reino Unido, al que advirtió que las exigencias financieras europeas no son un "castigo" sino "sólo saldar cuentas".

Bruselas avanzó así en su objetivo de que la UE esté lista para acordar desde el 22 de mayo, aunque la negociación formal comenzará tras los comicios anticipados del 8 de junio en Reino Unido. May, cuyo Partido Conservador encabeza sondeos de intención de voto, convocó a las elecciones para reforzarse de cara a la negociación.