Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En Brasil las ventas minoristas de 2016 fueron las peores en 15 años

El consumo cayó el año pasado al nivel más bajo desde 2001. Fue el segundo año de gran recesión y hubo más de 12 millones de personas sin trabajo. En San Pablo, ya son 17 meses de caída

En Brasil las ventas minoristas de 2016 fueron las peores en 15 años

El segundo año de recesión en Brasil cerró con una importante caída del 2,1 % en las ventas minoristas de diciembre, cuando pese a ofrecer descuentos navideños, los comercios no lograron impulsar el consumo. La expectativa de los analistas había sido de una baja de 1,95 % respecto de noviembre, excluyendo vehículos y materiales de construcción, apunta la Encuesta Mensual de Comercio al por menor, difundida por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).


Es el mayor descenso en las ventas minoristas desde enero de 2016, año que registró un declive récord de 6,2% en la serie que lleva desde 2001 el IBGE. Además, el dato de noviembre fue revisado a la baja para mostrar un incremento de 1% y no el alza de 2% que se informó originalmente.


Un índice que registra el desempeño de las empresas minoristas, incluyendo a Lojas Benner SA, Compañía Brasilerade Distribuiçión SA y Lojas Americanas SA, suma un alza de apenas 4% en lo que va de 2017, contra el avance de 11% en el índice de acciones brasileñas Bovespa.


La Federación de Comercio de Bienes, Servicios y Turismo del Estado de San Pablo (Fecomércio-SP) reportó que los ingresos de los minoristas en la ciudad, la zona metropolitana más poblada del país, bajaron en diciembre por decimoséptimo mes seguido.


Una medición general de las ventas al detalle –que incluye vehículos y materiales de construcción– indica que bajaron 0,1% en diciembre en relación a noviembre, cuando los analistas habían previsto 0,6%, con un declive de 8,7 % en 2016, señaló el IBGE.


En tanto, varios economistas entrevistados por la agencia Reuters en San Pablo se mostraron optimistas sobre la posibilidad de que la economía de Brasil vuelva a crecer, tras meses de revisar sus estimaciones a la baja, debido a que una menor inflación alimenta las expectativas de un agresivo recorte de tasas de interés. El repunte en la confianza sugiere que la mayor economía de América Latina podría finalmente recuperarse luego de dos años de fuerte recesión y expectativas frustradas de un repunte en 2016.


Esta semana, economistas de Credit Suisse Securities revisaron al alza sus estimaciones de un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) en el 2017 a 0,2 %, desde cero. Esta podría ser la primera de una serie de revisiones al alza. Entidades clave, como el Banco Santander Brasil, señalaron que las posibilidades están inclinadas hacia el alza, tras una serie de datos más positivos, desde mejoras en los sondeos de confianza al consumidor hasta un incremento en la producción industrial.


Para el economista Gustavo Arruda de BNP Paribas, la economía probablemente crecerá un 1,0% este año, en línea con las estimaciones del gobierno. "Aún creemos que la combinación de una mayor confianza, menores tasas y mejores reformas podría confirmar que la recesión quedó atrás", dijo a Reuters.


Durante años, la economía de Brasil se colocó por detrás de las expectativas de los analistas y registró la mayor recesión de la que se haya tenido registro. Las expectativas de que pueda surgir luego de una caída en la segunda mitad del año resultaron infundadas debido a la incertidumbre política y a la baja en el precio de las materias primas.