Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Elecciones regionales en España refuerzan a Rajoy y complican a Sánchez

Núñez Feijóo, el candidato del PP que ganó en Galicia

Núñez Feijóo, el candidato del PP que ganó en Galicia

El líder conservador español Mariano Rajoy, jefe de gobierno en funciones, salió reforzado ayer de las elecciones regionales celebradas en Galicia y el País Vasco para intentar desbloquear la parálisis política del país tras nueve meses sin ejecutivo. El Partido Popular (PP) de Rajoy revalidó la mayoría absoluta en Galicia y salvó los trapos en el País Vasco, mientras que los socialistas del PSOE sufrieron un duro retroceso que deja en la cuerda floja a su líder Pedro Sánchez.

El PSOE se verá ahora más presionado, incluso desde sectores de su partido, para permitir gobernar a Rajoy y evitar la convocatoria a las terceras elecciones legislativas en un año.

Rajoy se implicó a fondo en la campaña de su tierra natal, la rural Galicia, donde su partido revalidó la mayoría absoluta con 41 diputados de 75 con el 97,7% escrutado. En cambio, los socialistas empataron con la izquierda radical En Marea, aliados de Podemos, en segunda posición con 14 escaños.

Por su parte, la región industrial del País Vasco se aleja de Madrid cinco años después de que ETA abandonara la violencia. En un parlamento de 75 escaños, el PSOE cayó de 16 a 9 diputados, empatando con el PP que, a pesar de mantener gran parte de su electorado, no pudo evitar ser la última fuerza parlamentaria de la región. El Partido Nacionalista Vasco (PNV) en el poder volvió a ganar con 29 escaños y la izquierda independentista Bildu obtuvo 17, consiguiendo frenar el avance de Podemos (11 escaños) en esta región, en la que defiende el derecho de autodeterminación.