Elecciones presidenciales en Estados Unidos 2020: ¿quién lidera la intención de voto, horas antes de los comicios?

Ambos candidatos hacen su último esfuerzo para persuadir a los estados péndulo que aún no confirman al favorito. Biden tendría el apoyo sustancial de latinos y afroamericanos mientras que los ancianos que en 2016 apoyaron a Trump, le darían la espalda por su gestión de la crisis del coronavirus. 

Faltan sólo horas para las Elecciones 2020 en EE.UU., y las encuestas dan una ventaja al candidato demócrata Joe Biden respecto al republicano Donald Trump en los estados péndulo que son clave para reunir los 270 votos necesarios para prevalecer en el Colegio Electoral, que determina al ganador.

Los últimos sondeos reseñados por el Financial Times evalúan que si los comicios se celebraran hoy, el demócrata Joe Biden obtendría 272 votos en el Colegio Electoral y Donald Trump, 125. Y a nivel nacional, según la última encuesta difundida hoy por RealClearPolitics, Biden lidera con 51,7% frente al 43,2% de Trump.  

Un último sondeo de Wall Street Journal/NBC News destaca hoy que en los últimos días, Trump sufrió el embate de la gran ansiedad pública sustancial por la pandemia del coronavirus pero al mismo tiempo, recibe una amplia aprobación a su manejo de la economía. Las preferencias son para Biden con un 52% frente al 42% de Trump, y destaca que en particular, las mujeres y los ancianos se volvieron en contra del presidente, al tiempo que ambos grupos favorecerían a Biden por márgenes de dos dígitos.

Aún así, la contienda es muy ajustada porque las preferencias en los estados péndulo siguen muy estrechas. El actual mandatario desplegaba hoy todos sus esfuerzos para obtener el apoyo de cuatro de esos estados clave: Carolina del Norte, Pensilvania, Wisconsin y Michigan. Son estados que ganó en 2016 contra Hillary Clinton, pero ahora los sondeos muestran que Biden los lidera en más de cinco puntos porcentuales, aunque la diferencia se estrecha en el crucial estado de Florida.

Mientras que el exvicepresidente Joe Biden y su compañera de fórmula Kamala Harris, así como sus cónyuges hacen hoy campaña en Pensilvania, un estado que se volvió vital para que el dúo demócrata llegue al poder. Biden también visitará Ohio que junto a Iowa son estados en los que Barack Obama ganó en 2012 pero donde Trump venció a Clinton en 2016.

Según el Financial Times, los ancianos blancos, un grupo que ayudó a impulsar a Trump a la victoria en 2016, ahora muestran signos de desaprobación hacia el manejo de la pandemia del coronavirus que ha hecho el presidente.

Para los demócratas, los votantes afroamericanos podrían ser la clave para que su partido recupere la Casa Blanca y el Senado, y se refirieron a que esta vez, en seis de los estados disputados -Arizona, Florida, Georgia, Carolina del Norte, Nevada y Texas- el número de votantes negros mayores de 65 años que emitieron voto anticipado ya supera las cifras generales de participación que tuvieron en los comicios del 2016, añadió el FT.

A esto se suma las movilizaciones que se sucedieron este año en todo el país con la consigna de BlackLivesMatter, desde la muerte de George Floyd a manos de la policía a fin de mayo, que tuvieron por respuesta el apoyo sostenido de Trump a la gestión policial.   

Biden tiene una ventaja sustancial entre los votantes latinos, un grupo demográfico en crecimiento en estados indecisos como Arizona y Florida, pero algunas encuestas sugieren que es menos popular entre los votantes latinos que Obama en 2012 o Clinton en 2016. Además, Arizona es un estado que solo un candidato presidencial demócrata conquistó en los últimos 70 años.

Esta noche, Biden hablará ante miembros de sindicatos y votantes afroamericanos en Pittsburgh antes de que la cantante Lady Gaga se una a un mitin, mientras que Barack Obama realizará uno en Atlanta, Georgia, antes de cerrar en un acto en Miami.

En síntesis: Biden concluirá la campaña a la ofensiva, viajando casi exclusivamente a los estados que Trump ganó en 2016 y criticando la respuesta de Trump a la pandemia de coronavirus, que domina las últimas etapas de la carrera a la Casa Blanca.

Pensilvania y la amenaza de Trump

En este último tramo de campaña, Pensilvania se convirtió en el escenario principal de los esfuerzos de los rivales políticos porque ofrece 20 votos del Colegio Electoral y está muy dividido.

En 2016, Trump ganó Pensilvania por apenas 44.000 votos, tras revertir unos sondeos que situaban como ganadora a la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton. Y así también rompió entonces un ciclo de dominio demócrata de hasta seis victorias en elecciones presidenciales consecutivas en ese estado.

El domingo a la noche, Trump amenazó con emprender acciones legales para bloquear el conteo de las boletas en estados péndulo si llegan después del súper martes, es decir, tras el cierre de los comicios esta noche.

Refiriéndose a una decisión de la Corte Suprema que permitirá que las boletas en Pensilvania se cuenten hasta tres días después, Trump dijo que "creo que es una decisión muy peligrosa. Creo que puede dar lugar a mucho fraude y mucha malversación". "Es una decisión terrible de la Corte Suprema. No sé si lo van a cambiar, pero en cuanto acaben estas elecciones, vamos a entrar con nuestros abogados", amenazó

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios