El terrorista de Nueva York: un camionero de Uzbekistán que atacó en nombre de ISIS

Se trata de Sayfullo Habibullaevic, quien al grito de "Alá es grande" atropelló ayer a un grupo de personas en Manhattan. En el atentado murieron cinco argentinos.

El atentado de Nueva York fue perpetrado por un lobo solitario, según confirmaron las autoridades policiales. El autor fue identificado como Sayfullo Habibullaevic Saipov, un camionero uzbeko que trabajaba en Uber y atacó en nombre del ISIS.

Saipov dejó una nota en el camión que utilizó para embestir a decenas de personas en una ciclovía, afirmando que llevó a cabo el ataque en nombre del Estado Islámico (ISIS).

El atacante, que fue detenido poco después del hecho, tiene 29 años, nació en Tashkant (Uzbekistán) y llegó a Estados Unidos en 2010. En suelo norteamericano vivió en Florida, Ohio y en Nueva Jersey, está casado y tiene tres hijos. Ahora, permanece hospitalizado y bajo arresto luego de que un oficial le disparara para reducirlo.

Saipov tenía la residencia permanente para vivir en el país y había entrado bajo el Diversity Visa Program, que funciona como una especie de lotería para habilitar el ingreso a residentes de países que tienen niveles bajos de inmigración a Estados Unidos.

Además, trabajaba en Uber, la red internacional de transporte privado. La empresa confirmó que estaba entre su plantilla, tras aprobar la verificación de antecedentes, y anunció que estaba "horrorizada por la violencia sin sentido" del atentado.

Él es el responsable de haber embestido con una camioneta a un grupo de transeúntes en el sur de Manhattan, Nueva York, a la vera del río Hudson, dejando como consecuencia por lo menos ocho muertos, cinco de ellos argentinos.

Se trata de Hernán Diego Mendoza, Diego Enrique Angelini, Alejandro Damián Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi, todos oriundos de Rosario.

Las víctimas formaban parte de un grupo de 10 egresados del Colegio Politécnico de esas ciudad, que habían viajado para conmemorar los 30 años de su promoción.

Tags relacionados