Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El presidente de la Cámara Baja revocó su decisión y ahora apoya el impeachment contra Rousseff

Waldir Maranhão ayer había anulado el proceso de juicio político en Diputados contra la presidenta de Brasil, pero después de que su partido político amenazara con expulsarlo, emitió un comunicado donde cambia de opinión.

Tras un ajetreado y polémico día en Brasil, el presidente interino de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhão, decidió revocar su decisión de anular la votación a favor del impeachment contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

“Revoco la decisión adoptada por mí el 9 de mayo de 2016 por medio de la cual fueron anuladas las sesiones del plenario de la Cámara de Diputados celebradas los días 15, 16 y 17 de abril de 2016, en las que se decidió sobre la denuncia por el delito de responsabilidad número 1/2015”, dice un comunicado enviado por Maranhão.

Según refleja el diario brasileño O Globo, el diputado tomó la decisión a última hora de ayer, después de que su propio partido (PP-MA) lo amenazara con expulsarlo por haber anulado las sesiones parlamentarias que aprobaron el juicio político contra Rousseff.

Ayer al mediodía, Maranhão informó que decidía acoplarse a la petición del abogado general de la Unión, José Eduardo Cardozo, que reclamaba la nulidad de las sesiones celebradas el 15, 16 y 17 de abril en la Cámara de Diputados por considerar que hubo "vicios" que la invalidaron.

Tras anular las sesiones parlamentarias que permitieron aprobar el impeachment en la Cámara de diputados, el presidente del Senado de Brasil, Renan Calheiros, rechazó la orden de Maranhão de devolver el proceso contra Rousseff a su cámara.

De este modo, el proceso avanzó en la Cámara Alta y su Presidente confirmó que el plenario se reunirá el miércoles para iniciar la sesión de votación del impeachment, que necesita la mayoría simple de 41 legisladores para ser aprobado.