Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El presidente de Irán y el papa Francisco concretaron un histórico encuentro

El Papa Francisco se reunió ayer con el presidente de Irán, Hassan Rohani, y le pidió que su país trabaje con otros estados de Oriente Medio para promover la paz y detener la expansión del terrorismo y el tráfico de armas en la región.
El Vaticano destacó "el significativo papel que Irán está llamado a desempeñar, junto con otros países de la región, en la promoción de soluciones políticas adecuadas a las diversas problemáticas que afligen a Oriente Medio", destacando la lucha contra el terrorismo y el tráfico de armas.
Irán, un país de mayoría musulmana chií, es el aliado más potente del presidente de Siria, Bashar al-Assad, mientras que varios países europeos respaldan a los opositores al régimen de Damasco fundamentalmente suníes, en la guerra civil siria que lleva más de cinco años.
Muchas naciones occidentales acusan a Irán de financiar a varios grupos militantes considerados organizaciones terroristas.
Rohani y el Papa hablaron durante 40 minutos en el estudio privado del pontífice en el Palacio Apostólico Vaticano, y luego el presidente iraní se entrevistó con altos diplomáticos de la Santa Sede.
El Vaticano expresó que en las conversaciones "se recordó la importancia del diálogo interreligioso y la responsabilidad de las comunidades religiosas en la promoción de la reconciliación, de la tolerancia y de la paz".
La gira del presidente de Irán incluye Italia, desde donde envió un mensaje a los inversores de todo el mundo: su país "es una economía emergente" y supone una "oportunidad única" de negocio y está preparado para recibir la inversión extranjera.