AGENCIAS DE CALIFICACIÓN EST N PLANTEANDO UNA POSIBLE RECESIÓN EN CATALUÑA

El presidente catalán eludió responder si se declaró independiente de España

Rajoy advirtió que Puigdemont podrá rectificar hasta el jueves. Sino, se dispondrá la intervención de esa comunidad autónoma, cuyo líder insiste en pedir el diálogo

El presidente catalán, Carles Puigdemont, respondió con una evasiva al ultimátum del jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, sobre si declaró la independencia. En cambio, insistió en su oferta de diálogo, que Madrid volvió a rechazar bajo la advertencia de que si hasta el jueves no rectifica, Puigdemont será responsable de la intervención de Cataluña, algo inédito en democracia.

El presidente de la Generalitat publicó la carta que envió a La Moncloa, en la que no responde de forma concreta al pedido, y ofrece abrir un plazo de negociación de dos meses para alcanzar una "solución acordada" al conflicto de secesión.

Durante su intervención parlamentaria del 10 de octubre, Puigdemont había dicho que asumía el mandato del pueblo catalán para declarar la independencia tras el referéndum ilegal del 1 de octubre en el que 2,2 millones de catalanes votaron a favor de la secesión, pero al mismo tiempo pidió la suspensión de esa decisión para abrir una negociación con el Ejecutivo, que fue rechazada.

Ayer, Rajoy lamentó "profundamente" que Puigdemont haya decidido "no contestar" y le avisó que si no responde de manera clara antes del jueves, será "el único responsable" de la aplicación del artículo 155, un precepto que "no implica la suspensión del autogobierno, sino la restauración de la legalidad en la autonomía". Rajoy recordó que algunas agencias de calificación como S&P están planteando una posible recesión en Cataluña y afirmó que la Unión Europea es "contraria a la independencia y a la ruptura del principio de legalidad".

El partido anticapitalista Candidatura de Unidad Popular (CUP) reclamó a sus socios de la coalición de fuerzas independentistas Junts pel Sí fijar una sesión plenaria para que el parlamento regional proclame formalmente la independencia. Pero la falta de acuerdo llevó a que la Junta de portavoces de la cámara, de mayoría independentista, suspendiera las sesiones de esta semana.

"Nuestra propuesta de diálogo es sincera y honesta", sostuvo Puigdemont en su carta, en la que pidió a Rajoy revertir "la represión contra el pueblo y el gobierno de Cataluña" y concretar "lo antes posible" una reunión. Entre otras cosas, se refirió a la "intervención y congelamiento de cuentas bancarias" del gobierno catalán y a la "brutal violencia policial" durante el referéndum.

Tags relacionados

Más de Internacionales