Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El nuevo Congreso venezolano se da seis meses para "cambiar de gobierno"

La oposición asumió el control de la Asamblea Nacional por primera vez en 16 años. El titular del órgano afirmó que buscarán una salida anticipada de Maduro y liberar presos políticos

El nuevo Congreso venezolano se da seis meses para

Lo que muchos creían imposible finalmente sucedió. Por primera vez en 16 años de gobierno chavista, la oposición venezolana asumió ayer el control de la Asamblea Nacional (unicameral), en una acalorada sesión que en varias oportunidades amenazó con terminar a los golpes y en la que reafirmó, envalentonada, sus dos máximas prioridades legislativas: conseguir una amnistía para lo que considera presos políticos como medida inmediata y –fundamentalmente– lograr una salida anticipada del presidente Nicolás Maduro "por la vía constitucional".


"Desde hoy aquí la cosa cambió", afirmó el veterano diputado opositor Henry Ramos Allup, el nuevo presidente del órgano, tras ser investido en su cargo. En una acción cargada de simbolismo, del recinto central fue removida una gigantesca foto del líder socialista Hugo Chávez que adornaba las sesiones desde su muerte en 2013.
La jura ocurrió días después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó suspender la proclamación de cuatro diputados electos –entre ellos tres opositores– poniendo en entredicho la mayoría de dos tercios lograda por la oposición, que le permitiría implementar cambios de fondo. Acatando, al menos de momento, la decisión de ese órgano, sólo juramentaron 163 legisladores de los 167.


La Asamblea Nacional ha sido acusada durante años de estar al servicio del presidente y no fomentar el equilibrio de poderes. Ramos dijo que el cuerpo ahora recuperará su autonomía y que como prioridad impulsará una ley de amnistía para liberar a lo que la oposición asegura son decenas de presos políticos.


Incluso adelantó que, en un plazo de seis meses, buscarán convocar a un referéndum revocatorio del Presidente, contemplado en la Constitución a partir de la mitad del período de cada mandatario, que en el caso de Maduro se cumple este año. Pero deben votar a favor un mayor número de venezolanos que el que lo consagró para que deba abandonar el cargo.


"En seis meses se decidirá la salida constitucional, democrática, pacífica y electoral para la cesación de este Gobierno", recalcó. Durante la sesión, la bancada del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se retiró del recinto alegando una violación del reglamento de debates. "No respetan la Constitución, no respetan las leyes", dijo a periodistas el diputado reelecto y uno de los hombres fuertes del chavismo Diosdado Cabello. En varias oportunidades los diputados estuvieron a punto de llegar a los golpes.