Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El mercado mejora las perspectivas de crecimiento e inflación en Brasil

La economía crecerá 1,2% y la inflación se desacelerará a 5,12% en 2017, según la encuesta del BC. El gobierno interino busca el respaldo del Congreso para su agenda fiscal

El presidente interino Temer busca dar vuelta la página de la recesión

El presidente interino Temer busca dar vuelta la página de la recesión

La economía brasileña dejará atrás la peor recesión en casi un siglo en 2017, según confirman los pronósticos de los economistas del sector financiero. La encuesta Focus divulgada ayer reportó que la expectativa es que el PBI crezca 1,2% y la inflación se desacelere a 5,12% el año próximo, índices que mejoraron un poco las previsiones de la semana anterior, a tres días del inicio del capítulo final del impeachment en el Senado.

Brasil cerró 2015 con una recesión de 3,8% del PBI, el peor resultado desde 1990, perdió el grado de inversión que le habían otorgado las tres agencias calificadoras, y este año tendrá un desempeño similar. El boletín que divulga semanalmente el Banco Central (BC) con la estimación de un centenar de economistas apuntó ayer una contracción económica de 3,2% y una inflación de 7,31% para este año, los mismos porcentajes que hace siete días.

Sostuvieron también las proyecciones para la tasa básica de interés, hoy en 14,25% al año, y que deberá cerrar 2016 en 13,75% y el próximo año en 11%, acompañando la esperada desaceleración de los precios.

Brasil fijó desde hace años su meta inflacionaria en 4,5%, con una tolerancia de dos puntos porcentuales, que la elevan a 6,5%, pero a partir de 2017 ese techo se reducirá en medio punto, a 6%. El año pasado la inflación subió 10,67%, su nivel más alto en trece años, lo que llevó a BC a implantar una política monetaria estricta para bajar los precios.

Los pronósticos de los mercados refuerzan las expectativas que tiene el gobierno interino que encabeza Michel Temer desde mayo, acerca de que la crisis se estancó y según "termómetros importantes,que muestran como está la salud de un país, como son la tasa de riesgo, indicadores de confianza de las empresas y las familias, sugieren que Brasil está otra vez en los rieles de crecimiento", según informó en una nota el final de semana. Brasilia estimó que el país crecerá 1,6% en 2017.

El Senado votará la próxima semana la destitución de la presidenta suspendida Dilma Rousseff, una decisión atada a la suerte de Temer, que busca la legitimidad del Congreso para avanzar con su política de ajuste fiscal y concesiones en el área de infraestructura, junto con una política más agresiva de acuerdos comerciales para favorecer las exportaciones en un escenario de un real debilitado. El ex aliado de Dilma quiere estrenar su traje de presidente en la reunión del G20 en China el 4 y 5 de septiembre, donde se codeará con los principales líderes del mundo. Resta saber si los coletazos de las denuncias por corrupción en Petrobras que salpican a Temer, ministros y líderes de su partido, el PMDB, no frustrarán su sueño de gobernar hasta 2018.