Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El juez anticorrupción de Brasil pide que no haya manifestantes en declaración de Lula

El juez anticorrupción de Brasil pide que no haya manifestantes en declaración de Lula

El juez de la Operación Lava Jato, Sergio Moro, y el ex presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva, se verán las caras por primera vez desde que se inició la mayor investigación por corrupción de la historia de Brasil. Será mañana en la ciudad de Curitiba, en una declaración testimonial -la primera- que realizará el actual precandidato presidencial por el Partido de los Trabajadores.

La comparecencia contará con fuertes medidas de seguridad por el anuncio que tanto los partidarios del ex mandatario como sus adversarios anunciaron que harán manifestaciones en las afueras del juzgado.

Por ese motivo el juez de la causa reclamó al acusado que pida a sus seguidores que no realicen acto alguno.

El juez Moro dijo a través de su cuenta de Facebook, "mucha gente que apoya a la Operación Lava Jato pretende venir a Curitiba o la propia gente de Curitiba, que quieren dar su apoyo. Para evitar incidentes, conflictos, para que nadie se lastime, mi sugerencia es que no vengan, no se necesita, todo será normal. Nada de diferente a lo normal de un interrogatorio ocurrirá", dijo.

La sentencia será leída entre 45 y 60 días después de la testimonial, según estimaron en el juzgado número 13.

Si es condenado, y el fallo ratificado en segunda instancia, Lula deberá bajarse de la elección presidencial de 2018, que lidera holgadamente según todos los sondeos.

Sindicatos, movimientos sociales y el Partido de los Trabajadores (PT), fundado por Lula, esperan reunir 30.000 activistas y las autoridades informaron que habían recibido muchos pedidos de manifestantes antagónicos al ex presidente.

La policía informó que cortará el acceso a 150 metros del tribunal, mientras que en Curitiba el grupo derechista Vem Pra Rua pagó publicidades gigantes en las rutas mostrando a Lula vestido con traje a rayas, simulando un presidiario.

‘Si no me detienen rápido, seré yo el que los mande a detener a ellos por mentir tanto sobre mí, hace dos años que buscan acusaciones y hace dos años que la tapa de los diarios apuntan a que detengan a Lula", dijo el ex presidente.

El interrogatorio había sido previsto para el 3 de mayo pero fue postergado por seguridad.