El huracán María devasta islas del Caribe y se acerca a Puerto Rico

El huracán María llegó a la categoría 5 y se transformó en un fenómeno meteorológico "extremadamente peligroso", con vientos de 270 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense. Tras devastar la isla de Dominica y provocar dos desaparecidos en Guadalupe, se acercaba a Puerto Rico y las Islas Vírgenes.

En el territorio asociado a Estados Unidos, unos 3,5 millones de habitantes trataban de abastecerse de productos de primera necesidad y proteger sus hogares y negocios lo mejor posible.

Se abrieron unos 500 refugios con capacidad para cerca de 67.000 personas para hacer frente a un huracán que "podría ser el peor del último siglo", según el gobernador, Ricardo Rossello Nevares.

Un toque de queda se instauró en las Islas Vírgenes británica cuando se aproximaba el huracán, que debía pasar cerca de sus costas a partir del martes por la noche.

La isla de Dominica, en tanto, sufrió el paso de María con una potencia de máxima categoría con vientos superiores a 257 km/h. Sus habitantes perdieron "todo lo que el dinero puede comprar y reemplazar", según Roosevelt Skerrit, primer ministro del estado caribeño. El viento "arrasó los techos de la vivienda de casi todas las personas con las que hablé o contacté de otra manera", agregó. Sin embargo, todavía no se contaban víctimas entre sus 70.000 habitantes.

Más de Internacionales