Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El gobierno de Brasil presenta un plan de privatizaciones para rescatar la economía

Son proyectos en infraestructura, que incluyen puertos, aeropuertos, rutas, obras de saneamiento y distribución de energía. La mayoría eran del gobierno de Dilma

El presidente Temer realizó el anuncio en Brasilia

El presidente Temer realizó el anuncio en Brasilia

El gobierno brasileño lanzó ayer un plan para licitar derechos de explotación petrolera y concesiones en energía e infraestructura, una iniciativa con la que la nueva administración busca impulsar la inversión privada en la debilitada economía del país.

"El objetivo es propiciar el crecimiento económico con la meta central de crear nuevos puestos de trabajo", afirmó el presidente Michel Temer al presentar el programa, antes de reunirse con su equipo económico, que deberá brindar precisiones y la normativa legal que regirá las concesiones y privatizaciones. Se trata de 25 iniciativas en el área de infraestructura, que incluyen puertos, aeropuertos, carreteras, obras de saneamiento básico y tendidos de distribución de energía.

Temer, que asumió definitivamente el 31 de agosto tras la destitución de la ahora ex mandataria Dilma Rousseff, dijo que pretende encaminar a Brasil hacia "una apertura extraordinaria a la iniciativa privada", ya que "el poder público no puede hacerlo todo". Sin embargo, el mandatario aclaró que en esa "primera reunión" se analizaría el "marco normativo" que regirá esa apertura, que luego dependerá de decretos y resoluciones, que en algunos casos deberá aprobar el Parlamento.

El documento bajo análisis gubernamental detalla los casos que podrán desarrollarse por la vía de sociedades público-privadas, y los que lo harán mediante programas de concesión o de privatización. Veintiún de las iniciativas se ofrecerán al sector privado en 2017 y las restantes quedarán para 2018, último año del mandato que Temer.

Entre los planes, figura la concesión de las operaciones de los aeropuertos de Porto Alegre, Salvador, Florianópolis y Fortaleza, y la oferta de administración de los puertos para movimiento de granos de Río de Janeiro y Santarém, en el norte del país. También figuran dos antiguas iniciativas de ferrocarriles y la reanudación de las concesiones de áreas para la explotación de petróleo y gas y la construcción de dos nuevas represas hidroeléctricas. Las iniciativas estaban previstas en el gobierno de Rousseff, pero no llegaron a licitarse.

En el sector energético, el gobierno ya confirmó que estudia la privatización de las distribuidoras de los estados de Acre, Amazonas, Roraima, Rondonia, Piauí y Alagoas. Entre las novedades que se conocieron ayer hay obras de saneamiento básico en los estados de Río de Janeiro, Rondonia y Pará, que desarrollaría integralmente el sector privado.