Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El déficit comercial de Estados Unidos subió al máximo en cuatro años

En medio de una avanzada oficial para recuperar el equilibrio de las cuentas externas, se divulgó el nuevo saldo negativo que trepó al 2,7% del PBI

El déficit comercial de Estados Unidos subió al máximo en cuatro años

El déficit comercial de EE.UU. alcanzó en 2016 su punto más alto de los últimos cuatro años, con u$s 502.200 millones, un 0,4% de aumento respecto a 2015, pese a que en diciembre las exportaciones norteamericanas treparon a su máximo nivel en 18 meses.
El saldo de intercambios de bienes y servicios con el resto del mundo es crónicamente deficitario, pero el hecho de que registrara un pico es un nuevo argumento para que el presidente de EE.UU., Donald Trump, afirme su política comercial de "América Primero".

Durante su campaña electoral prometió corregir los desequilibrios en el comercio exterior y apenas asumió, anunció la retirada del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica y la revisión de otros acuerdos comerciales multilaterales. Ahora probablemente concrete sus planes de gravar importaciones.

El mayor déficit es con China con u$s 347.000 millones, seguido de la UE con u$s 146.300 millones, luego vienen Japón con u$s 68.900 millones y México con u$s 63.200 millones. Este último país fue fustigado por Trump apenas inició su presidencia, exhortándolo a costear la construcción de un muro fronterizo -estimado entre u$s 12.000 y 15.000 millones- incluso con un gravamen de 20% a las importaciones de productos mexicanos. En 2016, el déficit comercial de EE.UU. con México trepó 4,1% indicó el Departamento de Comercio.

Trump dio reiteradas muestras de querer renegociar o abandonar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con México y Canadá, al que considera un "desastre" para su país, y amenazó con sancionar a empresas que para abaratar costos se instalen en México para fabricar bienes destinados al mercado estadounidense.

Respecto a China, si bien el déficit comercial de bienes representó el mayor de 2016 para EE.UU., significó una caída de 5,4% en comparación con 2015. El gigante asiático es uno de los principales blancos de Trump, que amenaza con imponer derechos aduaneros de hasta 45% a productos de ese origen y lo acusó del "mayor robo de empleos de la historia" de EE.UU. con prácticas comerciales desleales.

Con la UE, si bien el déficit comercial de bienes es grande, fue inferior al de 2015. Al menos con el Reino Unido, EE.UU. tuvo un superávit de u$s 1.100 millones.

El déficit de casi u$s 65 millones con Alemania reforzará la postura de Trump, cuya administración considera que el euro está "fuertemente subvaluado" y así torna más competitivas a las exportaciones germanas. En Alemania, políticos y ejecutivos se alarmaron con las medidas proteccionistas que expuso el mandatario estadounidense en los últimos días.

En una declaración conjunta del Ministerio de Economía, grupos industriales y sindicatos indicaron que el proteccionismo es la respuesta equivocada a los desafíos que enfrenta el mundo y que Alemania tiene que luchar para salvaguardar el libre comercio. Las exportaciones de Alemania representan aproximadamente la mitad de su PBI y el 10% son a EE.UU., su principal socio comercial individual.